A la Vega de Liordes (III)

Allí estaba yo tras trabajosa subida. Costar, costó llegar, pero se estaba de vicio. Vistas preciosas, paisaje fotogénico lo vieras por donde lo vieras, aire puro, ¿qué más se puede pedir? De momento todo era perfecto, hasta que de cháchara con los tres montañeros con los que compartía ruta me dijeron que de aquí se sale por el Collado Remoña. Por la parte superior izquierda de la foto. Y no subiendo por la lengua de hierba, que va, se sube por las piedras del centro de la imagen. Ay madre… yo pensé que había cubierto el cupo de ascensiones con las dos horas anteriores pero se ve que no. Si queréis algo para tener una referencia del tamaño del monte, abajo a la derecha (un centímetro por encima de la “r” del cartelito con el nombre del blog) se ve en pequeñito, muy en pequeñito, el casetón de Liordes. Sólo sé que menuda subidita, pero la bajada que venía a continuación aún fue peor…
Vega de Liordes y casetón
Pues eso, que por la Vega de Liordes andaba. Aquello son unas antiguas minas y se nota. Además de construcciones derruidas te puedes encontrar los restos de una vagoneta minera. Si llega a estar en algún lugar accesible por carretera ya se habrían encargado de llevársela hace años los de la fragoneta.
Vagoneta abandonada
Caminando en dirección al casetón de Liordes levanto la vista y anda… una galería de entrada a una mina. Esto hay que verlo.
Entrada a una mina en Liordes I
Por desgracia había ido sin linterna, cosa rara en mi porque suelo llevar mil chorradas encima (navaja, brújula, mantas térmicas, etc…). Y por si fuera poco la entrada estaba inundada, con lo cual incluso si tuviera algo para alumbrar dudo que entrara porque no tenía ni las mas mínimas ganas de hacer el resto del camino con los pies empapados, que mis botas serán impermeables pero no submarinas. Si eso para la próxima visita me llevo las katiuskas, total, habiendo sitio en la mochila qué más da cargar con tres kilos que con seis.
Entrada a una mina en Liordes II
Esta es la vista desde la entrada de la mina. Abajo el casetón de Liordes y a continuación hacia arriba está la salida. Es curioso cómo cada vez que me meto en alguna de estas mil veces me sigo preguntando qué se me habrá perdido por ahí arriba, qué gano cansándome gratis y demás, pero luego cuando acabo la faena o veo las fotos… madre mía, qué satisfacción, sólo me viene a la cabeza pensar en qué ruta será la siguiente. Será que soy medio masoquista, quien sabe.
Salida de Liordes por el Collado Remoña

2 comentarios Escribir un comentario

  1. Hace 26 años que estuve yo por allí arriba, y pasé una noche inolvidable en ese casetón. Aunque por el día se pasaba mal, los recuerdos que quedan son los buenos. Y la vega de Liordes la recuerdo como un lugar mágico.

    • De noche tiene que ser un alucine en total oscuridad y con ese cielo lleno de estrellas. Aunque hay que echarle valor, con buitres cerca, sin poderse mover mucho porque perder las referencias y desorientarse de noche tiene sí que ser de pasar miedo de verdad… 🙂

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR