La Portalada

En Santander existe una especie de Puerta de Alcalá en pequeño. Se trata de la Portalada, en los jardines de la Plaza Manuel Llano. Allí reside lo que debía ser la fachada de un edificio. En su día fue donada al ayuntamiento que la plantó aquí y aquí quedó. No es que se conozca demasiado (queda en una punta de Santander, alejada del centro y en el extremo opuesto al Sardinero), no es que destaque mucho pero ahí está y ahí luce que es de lo que se trata.
Portalada Santanderina
En la parte superior del arco central, el escudo de la ciudad con las cabezas de sus dos santos patronos, la carabela y la Torre del oro, elementos cuyo significado ya había explicado anteriormente.
Escudo en la portalada
Como todo lo que tiene parte de delante tiene parte de detrás y un servidor tiene curiosidad más que suficiente, media vuelta me di para contemplar la trasera de la portalada, mucho menos lisa y fina que la parte delantera.
Trasera de la Portalada Santanderina
Finalmente un cartel explicativo nos ilustra en la historia y motivos de la presencia de esta fachada aquí. Poco aporta, bastante difuso y sin fechas pero bueno, el autor del cartel y del soporte habrá cobrado del ayuntamiento por ello (eso espero), así se mueve la economía y se genera empleo cosa que siempre será buena. Quien no ve la parte medio llena del vaso es porque no quiere, ¿verdad?
Cartel explicativo

MAF Santander 2015

En septiembre del año pasado os daba cuenta de la llegada de la Muestra Internacional de Artes Fantásticas a Santander, un montón de actuaciones callejeras en escenarios improvisados en la Plaza Porticada, en los Jardines de Pereda e incluso en el Palacio de Festivales. Fui a varias de las actuaciones que hubo y tengo que reconocer que me lo pasé como un enano así que cuando vi el cartel de la edición de 2015 ya me alegraron el día.
MAF Santander 2015
Los próximos días 18, 19 y 20 de septiembre volveremos a ver juegos en la calle, teatro, representaciones, talleres variados para niños, mayores y demás. Podéis ver toda la información sobre el evento en la web del Festival, donde también está el programa de actos. Algunos de ellos son gratuitos, otros hay que comprar entradas (que suelen tener un precio bastante asequible) en la taquilla instalada en el Mercado del Este. Animaros, que merece la pena.

Una foca en el jardín

Caminando por Noja puedes ver las construcciones recientes, esa herencia de la época en que todos los pueblos costeros crecieron desaforadamente, o unas cuántas casonas palaciegas escondidas tras altos muros que sólo permiten intuir lo que hay detrás. Casonas de tamaño más que respetable como ésta.
Palacete en Noja I
Casonas que incluso tienen su capilla adosada, con pasillo cubierto lleno de columnas para que nadie se moje cuando haya que ir a rezar un rato.
Palacete en Noja II
Y en medio del jardín… una foca. Sorprendente, porque ni encajaba con la casona ni se le veía mucho sentido, pero sin duda algo significará para el dueño de la propiedad cuando ahí la tiene. Es más, la gente tiene derecho a tener la filia que le apetezca. Si yo tengo una fijación con los enanitos de jardín, hay quien tiene la misma fijación multiplicada por diez y otros prefieren las jirafas, a ver quien soy yo para cuestionarme los motivos de la presencia de esta foca en este lugar.
Foca en el jardín

Mamá, miedo (versión 2)

Volvemos a Lanzarote, concretamente a la salida de Teguise en dirección al centro de la isla. Me paré un momento para consultar el mapa y cuando levanté la vista casi se me caen los ojos al suelo con el susto. Fijaros qué decoración tiene la casa frente a la que me había parado. Es que ni una palabra más os voy a decir porque las imágenes ya hablan por si mismas…
Casa de las muñecas en Lanzarote I

Casa de las muñecas en Lanzarote II

Casa de las muñecas en Lanzarote III

Casa de las muñecas en Lanzarote IV

Casa de las muñecas en Lanzarote V

Casa de las muñecas en Lanzarote VI

Casa de las muñecas en Lanzarote VII

La boya desaparecida

Estos días quien se vaya hasta la costa santanderina y eche una ojeada al horizonte es probable que eche algo de menos. Concretamente esa boya con mástil gigante que se ve a la izquierda del Panteón del Inglés.
El Panteón del Inglés I
Según el periódico “ha superado su período de pruebas” y lo han retirado. Lo curioso es que esto fue hace unas dos semanas. Estaba en la playa de Somo y veo un remolcador arrastrando algo amarillo muy largo detrás de la Isla de Mouro. Pensé que era un barco con una grúa adosada a popa pero no, fijándome bien se podía distinguir lo que parecía ser una de las boyas que residen frente a la Virgen del Mar.

Unos días después me voy a pedalear un rato alrededor del aeropuerto y ¡sorpresa! ¿Qué veo en un muelle allí al lado, justo donde desguazaron los submarinos rusos? Una grua y la boya en el suelo.
Boya meteorológica I
Tan solo llevaba el móvil encima así que las fotos no fueron gran cosa. En la siguiente ocasión que me fui a dar pedales me llevé una compacta y algo más se puede ver. Primero una desde lejos.
Boya meteorológica II
Un poco más de acercamiento para distinguir por un lado la base que estaba sumergida, a continuación el mástil amarillo y al fondo más grúas de esta empresa que ya digo, si no recuerdo mal se dedica a los desguaces.
Boya meteorológica III
Esta es la parte que habitualmente no se ve por estar bajo el agua, ya puede pesar lo suyo para estabilizar el resto del mástil, que bien largo es.
Boya meteorológica IV
¿Qué hace aquí entonces el mástil meteorológico? ¿Estará aquí almacenado temporalmente? ¿Lo irán a desguazar? Ni idea. Seguiré fijándome las veces que vaya a andar en bici y si hay novedades tener por seguro que las iré contando.

A por el Tres Mares (V)

Finiquitaremos por fin el relato de las aventuras subidoras del Pico Tres Mares, que ya tiene narices la cosa, lo facilito que es de subir y dio para cinco entradas. A este ritmo si llego a subir al Everest me habría dado material como para llenar todo un año. Así que vamos al grano: señores, señoras, este es el Pico Tres Mares del que tanto llevamos hablando.
Tres Mares desde la cruz de al lado
Decía anteriormente que otra cosa no, pero placas e inscripciones había un rato largo. Pues sí, aqui vemos otra con un hombre, un caballo y el 2002 grabado. Ni os molestéis en preguntarme qué significa porque no tengo ni la menor idea.
Inscripción en la piedra
Inscripciones, placas, ¡e incluso unos esquís con sus bastones!
Esquíes y placa junto al mirador
Bajo los esquís hay una placa en memoria de Adolfo Gutierrez Castañeda, periodista, autor de campañas pro-Reinosa y creo que incluso llegó a ser alcalde de esa ciudad.
Placa junto a los esquíes
Otra placa del Club Alpino Pico Tres Mares, esta entre los rayazos y un tipo de letra bastante rarito se la voy a tener que llevar a mi farmacéutico para que la descifre, que si es capaz de entender la letra de los médicos, leer la placa será pan comido para él.
Otra placa junto a los esquíes
Al lado del Tres Mares había otro pico más pequeño con una cruz en lo alto. Estaba cantado que tocaba subir allí, y más viendo ese caminito marcado en la piedra.
Por aquí se sube a la cruz
Aquí está, cruz de acero y base de cemento con dos placas atornilladas.
Llegamos a la cruz
En la placa un recuerdo a Luis Angel López Díaz, fallecido en accidente laboral. La de debajo es un retrato grabado en el metal.
Placa de la cruz
Desde la cruz se veía también el Pico Cuchillón, al sur del Tres Mares. Curiosamente éste último se lleva la fama con sus 2175 metros pero el Cuchillón es más alto, con 2222 metros. Porque nos pillaba vagos y casi en hora de comer, que sino allá nos íbamos. Total, parece que con ir como una cabrita saltando alegremente por las crestas llegas en cinco minutos.
Cima del Cuchillón
Media vuelta y última ojeada al Tres Mares antes de empezar a descender camino del aparcamiento en el que dejamos el coche.
Cima del Pico Tres Mares
En todo lo alto está el mirador, con una pareja disfrutando de las vistas. Pues nada, los retratamos también para la posteridad.
Gente disfrutando del mirador
Nada más, sólo recomendarios que si podéis no os perdáis esta excursión. Se hace perfectamente en una mañana y todo lo que se puede ver merece la pena. Complementado con una visita a un restaurante de reconocido prestigo como El Montero de Soto es ideal para un domingo completito y variado.

Frases sueltas aquí y allá

Por lo visto está de moda eso de ir dejando frases sueltas con enjundia aquí y allá. Te las puedes encontrar en rotondas, ruinas, paredes variadas e incluso en Reinosa se puede ver alguna entre las líneas de un paso de cebra.
Frase en paso de cebra de Reinosa I
“Perdona rápido, agradece lento”. Muy buenas intenciones, pero añadiría “y nunca olvides”. Qué le vamos a hacer, uno que es mal bicho y no le gusta que se la jueguen dos veces.
Frase en paso de cebra de Reinosa II

Acelerando en el Centro Botín

Tras mucho tiempo con aspecto de estar parado, parece ser que este verano le han dado un arreón al Centro Botín y se ve cómo coge forma finalmente. Ya iba siendo hora.
Centro Botín I
El interior tiene el techo traslúcido colocado, las divisiones más o menos y se ven paredes de pladur ya colocadas. Se nota que aún les queda pero viendo el vaso medio lleno, ya falta menos que hace unos meses.
Centro Botín II
La fachada oeste está prácticamente recubierta de las pelotillas famosas. El día que veamos el edificio totalmente recubierto, con las fachadas de cristal puestas y sin andamios no nos lo creemos. Por si no lo recordáis, las obras comenzaron en verano de 2012 y tenían que haber acabado en verano de 2014. Un año de retraso y así a ojo un año más que le queda.
Centro Botín III
Lo que sí ha vuelto y ha sido una sorpresa es la boya de los jardines de Pereda tras su desaparición hace un par de meses. A ver si esta vez va la vencida y dura más que en las ocasiones anteriores.
Boya del Paseo de Pereda

Museo marítimo ría de Bilbao

Hace unos años la ría de Bilbao no tenía nada que ver con lo que es ahora. Por la zona del Guggenheim se apelotonaban barcos, empresas, grúas, suciedad, el agua del río Nervión daba miedo de sucia que iba, encontré una foto antigua que muestra cómo era (si hay alguien interesado existe incluso una página dedicada a las fotos antiguas de Bilbao y alrededores).
Ría de Bilbao
Por suerte han ido despejando aquello, adecentándolo, mejorando toda la zona de la ría que cruza la ciudad y a día de hoy no tiene nada que ver, está precioso, siempre con mucho movimiento, con gente paseando, parques, niños, una gozada. Pero no se han olvidado del todo de sus raíces. Un par de kilómetros en dirección a la desembocadura se puede ver el nuevo estadio de San Mamés, un puente y al ladito, aprovechando un pequeño dique, pusieron el “Museo Marítimo Ría de Bilbao”. Aquí podéis ver el dique lleno de barcos en exposición y San Mamés arriba a la izquierda.
Museo Marítimo Ría de Bilbao II
En vez de un cartel indicador del museo han puesto varios cubos, unos encima de otros, para anunciar qué es lo que hay allí.
Museo Marítimo Ría de Bilbao I
Una grúa enorme, como no, de las que antes poblaban las orillas de la ría. Todas las industrias de este tipo creo que las han mandado al nuevo puerto exterior construido justo en la desembocadura.
Museo Marítimo Ría de Bilbao III
Aún hay unas cuántas cosas que ver: anclas, cadenas tamaño XXL, diques, contenedores…
Museo Marítimo Ría de Bilbao IV
Lo de los contenedores anaranjados es francamente curioso. Ni apilados, ni arrimados, sino haciendo equilibrios unos encima de otros.
Museo Marítimo Ría de Bilbao V
Al otro lado del puente está el Palacio Euskalduna y estos tres montones están entre el Palacio y el Museo Marítimo, de modo que no sé si pertenecen a uno o al otro, si es una obra de arte, un resto de épocas industriales o simplemente que iban a hacer una obra y dejaron allí un montón de material.
Museo Marítimo Ría de Bilbao VI

Imaginería pintoresca

Ya he comentado que cada vez que paso por una iglesia le hago un análisis exhaustivo a las paredes, a las figuras, a los retablos, cualquiera que me vea va a pensar que soy un estudioso del tema cuando la triste realidad es que ná de ná, tan sólo busco algo que comentar por aquí. Un ejemplo, figuritas en un retablo con una paloma tirándose en picado hacia el que está recibiendo la bendición. Menos mal que es una paloma, si llega a ser una gaviota viguesa ya podían tirarse todos cuerpo a tierra para conservar la integridad física, que menuda mala leche tenian aquellas pajarracas. Aún lo comentaba el otro día con la parienta, las gaviotas cántabras ni son tan agresivas, ni se les da por irse a picotear a las mesas de las cafeterías o destripar bolsas de basura como había visto hacer a las gaviotas viguesas.
Retablo curioso I
Otro retablo que me deja boquiabierto. Mientras las unas bañan al niño… ¿qué es eso que están haciendo los dos de detrás? Pensándolo bien igual es la representación de un nacimiento, unas lavan al recién nacido y el de detrás presta atención a la que acaba de dar a luz. Pero claro, a primer golpe de vista viendo unas lavando un niño y una pareja en la cama, lo primero que te viene a la cabeza siempre son maldades…
Retablo curioso II

Página 10 de 214« Inicio...89101112...203040...Fin »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR