El castillo del Rey (I)

Seguía pendiente… hasta que este domingo por fin pude tachar una de esas cosas que tenía en negrita, subrayada y marcada con rotulador fosforito: visitar el Castillo del Rey en San Vicente de la Barquera.

Castillo del Rey en San Vicente de la Barquera
A eso de las doce de la mañana cruzábamos esa puerta, menuda vergüenza tener un castillo en Cantabria con lo que me gustan y haber tardado cuatro años y medio en visitarlo.

Entrada al castillo
Leer más

El jardín de cactus

Volvemos a Lanzarote para mostraros una recua de fotografías con enjundia sacadas en el interior o en los alrededores del famoso Jardín de Cactus diseñado (como no…) por César Manrique. Mala cosa hice en llevar allí a la parienta. De siempre le encantan los cactus así que se pasó más de dos horas, dos, paseando entre plantitas espinosas. Un enorme ejemplar preside la entrada al Jardín.
Cactus de chapa I
Precioso ejemplar que es de pega como se puede comprobar en las distancias cortas. Los cactus de chapa con clavos muy naturales no me parecen.
Cactus de chapa II
Leer más

A la Vega de Liordes (II)

Seguimos subiendo en dirección a la Vega de Liordes, esa ruta cuya primera parte podéis ver aquí. Delante de mi iban otros tres senderistas que varias veces nos juntamos, charlamos un rato, comentamos cosas de la ruta pero siempre los dejaba salir primero porque nada como tener alguien delante para mejorar las fotos incorporando figuras humanas como a mi me gusta. Aunque vamos, con ese hayedo de fondo me parece que la foto ya valía la pena hubiera gente o no.
Hayedo subiendo a Liordes
¡Animo! No sé cuánto tiempo llevo andando pero aún queda un buen rato para llegar a la salida del collado en esa “V” de arriba a la izquierda. Esta frase irá cambiando a “no sé cuánto tiempo llevo andando pero ya estoy hasta los c*j*n*s” según sigues subiendo, garantizado.
Subida a la Vega de Liordes I
Leer más

Disfrutando en Oyambre

Sigue el buen tiempo, siguen los días de sur aunque hoy lunes se haya chafado un poco y caigan unas gotas, sigo sin poner la calefacción para crujir y rechinar de dientes de los de Gas Natural que van a emitir unas facturas misérrimas por el mes de octubre, sigue siendo una gozada pasear al sol por las playas y vista la climatología se animan a disfrutar de las olas los surfistas, kayakistas, bañistas y todos los “istas” playeros para componer ayer en Oyambre un cuadro de overbooking sobre las olas.
Disfrutando del mar en Oyambre
Que dure, que dure, que esto es una bicoca y cuando empiecen las semanas mustias de cielo gris con lluvia fina lo vamos a echar de menos un montón.

Don Pelayo

A Gijón me habían llevado en mi más tierna infancia y el único recuerdo que conservo de aquella visita era una estatua muy grandota de Don Pelayo. A pesar de ir varias veces a Oviedo, por Gijón no había vuelto a pasar más que un día hace veinte años que llovía lo que no está escrito así que pasamos, paramos, dimos una vuelta breve y viendo la que caía nos piramos rápidamente. En febrero de 2014 volvimos un fin de semana enterito y por fin pude desquitarme retratando la famosa estatua.
Don Pelayo en Gijón I
Curioso cómo algunos recuerdos se nos quedan grabados en la mente y no se van de ahí ni con agua caliente. Ahora ya tengo más cosas que recordar de ese lugar. La estatua y una confitería en la plaza que me surtió de casadielles y carbayones y eso tampoco se olvida fácilmente.
Don Pelayo en Gijón II

Los lavabos del Titanic

Por si no lo sabíais, en Santander hay una Fundación dedicada a documentar y conservar la memoria de todo lo referente al Titanic. Cuando me enteré pensé que sería algo aficionado pero no, qué va, la cosa va en serio y muy en serio, con una exposición itinerante por Europa que hará una paradita en Santander durante el verano de 2016 para irse luego a Sudamérica.

Este viernes había un acto en colaboración con la empresa de baños Bathco para presentar una réplica de los lavabos de primera y segunda clase del Titanic que han fabricado artesanalmente. Primero recepción del alcalde en el ayuntamiento a la princesa Elettra Marconi (la señora de traje verde turquesa), hija de Guillermo Marconi que inventó la telegrafía sin hilos gracias a la cual se salvaron muchas más vidas en el Titanic de las que se habrían salvado si tuvieran que mandar los S.O.S. con palomas mensajeras. Detrás de ella está su secretario, a su izquierda Begoña Merino (presidenta de la Fundación Enrique Gran y colaboradora de la Fundación Titanic), a la derecha del secretario José López Cortés, presidente de Bathco y distinguible por su corbata roja seguido por Jesús Ferreiro, que es presidente de la Fundación Titanic. El resto son gente de Santander habitual de los Baños de Ola a quienes se invitó para dar un toque de época al evento.
Vestidas de época en el Ayuntamiento
Yo iba por un tema particular pero como por aquí me conoce bastante gente, empezamos con el “porfa sácame una foto”, “sácame un retrato” y “ya que estamos todos juntos nos podíamos sacar una foto de grupo”. Por increíble que parezca fijaros lo que me acabaron dando…
Acreditación de prensa
Leer más

Gran invento el viento sur

Diréis lo que queráis, que si es una lata, que si da dolor de cabeza, que esto y lo otro, pero para mi el viento sur es un invento impresionante. Eso de que mientras en el resto de España llueve con ganas y ya ha empezado el frío aquí en Cantabria tengamos veinte grados de mínima no tiene precio. El miércoles pasado me acerqué al Sardinero y así estaba a media mañana, se podía pasear en mangas de camisa sin ningún problema. El jueves, sol y calor. Ayer viernes veintiséis grados de máxima. Hoy paseo mañanero por Somo y se estaba mejor que muchos días de verano. Un otoño de película y que dure, que francamente aún no estoy mentalizado para ver llover todos los días de la semana seguidos.
Sol en el Sardinero

Se me van los ojos

No es que se vayan de vacaciones, que va. Es que… cómo lo explicaría, debo tener un radar visual que detecta desde kilómetros las pifias ortográficas o las cosas mal hechas porque se me van los ojos directos hacia ellas. Tengo la sensación de que planto la vista sobre un cartel y si hay un error es cómo si estuviera rodeado de flechas de color fosforito, mi ojo allí se irá. Voy a ver el puente del estanque sin patos por mi insana curiosidad a ver si aumentó el número de candados enganchados en sus laterales. Primer candado que veo, primera bofetada en el ojo. Ay, ese “sienpre”…
Sienpre juntos
Me voy de excursión a tierras vecinas por el este. ¿”Bagoneta”? ¿De veras “bagoneta”?
Bagoneta
Pero no sólo faltas ortográficas. En Burdeos pasamos delante de un conocido restaurante y… ay… eso de quedarte sin “zetas” y rematar la faena con una “ene” girada noventa grados no sé, no sé, a mi no me acaba de convencer…
Restaurante Odouze

Apariciones en Garabandal (I)

Cuando se habla de apariciones divinas supongo que lo primero que os viene a la mente es Lourdes o Fátima. Pues bien, en Cantabria también hay un lugar donde se apareció la Virgen, aunque como deben tener peor departamento de marketing se conoce bastante menos: San Sebastián de Garabandal. Allí a cuatro niñas en 1961 y 1965 se les aparecieron la Virgen y el arcángel San Miguel y para celebrarlo hicieron un santuario en medio del monte. Ya sabéis cómo es uno, allá donde pasen cosas raras allá donde voy con la cámara en busca de la noticia (será el complejo de Gustavo, el reportero más dicharachero)…

Llegamos. A la entrada del pueblo aparece el monumento a la madre del emigrante. Doscientos metros más adelante las primeras casas. Aspecto normal y corriente, muy similar a otros cien pueblos cántabros.
San Sebastián de Garabandal
Casas normales con detalles curiosos, como marcos de piedra de la ventana totalmente labrados y llenos de simbolitos.
Ventana de piedra tallada
Leer más

El ojáncano de piedra

Mientras caminaba por la montaña en dirección a la Vega de Liordes tuve que pasar bajo este pico. Al verlo desde aquí lo primero que me vino a la cabeza fueron estos dos comentarios. Grande, con un solo ojo, a ver si esto va a ser un ojáncano de piedra y con su mala leche espera a tenerme a tiro para mandarme un pedrusco desde lo alto… con cuidadito pasé a su lado, lo rodeé rapidamente y me alejé lo antes posible. No me tiró nada ni hizo señales amenazantes, pero no os fiéis, quizá es que estuviera dormido.
Pico en la Vega de Liordes

Página 2 de 21412345...102030...Fin »

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR