Un hasta luego

Hoy es 11-11 y ¿qué pasaba el 11-11 de hace cuatro años? Anda, si estamos de cuarto aniversario… pues tras cuatro años de publicar una o dos entradas diarias sin parar más que por cuestiones matrimoniales, creo que es un momento perfecto para hacer una parada en el camino y descansar un rato. Han sido 2.139 entradas publicadas con casi 7.500 fotos y la cabeza me va pidiendo variar un poco, también tengo ganas de dejar la cámara quieta una época y noto como las entradas iban saliendo pero no como yo quería, contaba historias pero no como me hubiera gustado así que aprovecho el invierno para hibernar una temporada y ya volveremos cuando el cuerpo vuelva a pedir hablar sobre experimentos fotográficos en medio de un hayedo:
Experimento fotográfico
O cuando vea una vaca más lista que la de Milka, que si aprieta el sol se pone a la sombra para no acalorarse.
Vaca a la sombra
O ese tulipán rebelde, ese bulbo que se ha colado donde no debería.
Tulipán diferente
¿Qué decir de mis queridas figuras de piedra? ¿Cómo no admirar este gato que acaba de pillar a un ratón?
Gato y ratón de piedra
Y la trainera de la Barbie, por supuesto…
La trainera de la Barbie
O un nuevo sistema para eliminar el mal olor de los zapatos de los peregrinos, más natural, ecológico y sostenible que el Devor-Olor.
Zapatos con flores
Lo que no abandono son ciertas costumbres emparentadas con las de las cabras, hay ya una larga lista de rutas pendientes a la espera de día disponible para hacerlas.
Bajada del Collado Remoña
Espero que no se os haya quedado la cara como a este pobre cabracho cuando se enteró de la noticia. Mi pescadera de cabecera debe pensar que tengo algún tornillo flojo porque hay que ver la de fotos que le saco a los pescaditos que tiene expuestos.
Cabracho en la pescadería
Pues eso, besos y abrazos a todos los que pasásteis por aquí estos cuatro años y agradeceros todos vuestros comentarios, yo me retiro a mis aposentos hasta que tarde o temprano nos volvamos a ver…

9 comentarios Escribir un comentario

  1. O que che dicía antes…
    Dáme mágoa que deixes de publicar que este teu blogo era o meu vicio case diario.
    Tamén escolleches o día: a todo porco lle chega o seu San Martiño. Só espero non ter que esperar un ano para que volvas publicar.
    Espero que este paro sexa para ben e graciñas por non despedirte á francesa.
    Seguirei entrando de cando en vez neste blogo e no que tiñas antes.
    Unha aperta dun blogueiro que tamén ten momentos de querer tirar a toalla pero con dous fillos e todo o que acontece ao redor estou forzado a publicar.

    • Pues muchas gracias por tus palabras. Anda que tuve que buscar qué era eso de la “despedida a la francesa”, que no me enteraba… 🙂 A ver qué discurro y por donde tiro, ya os iré informando aquí. 😉

    • Hasta pronto Javi y gracias por haberte pasado por aquí. Si veo algún ojáncano más prometo hacer una paradita en mi relax para notificarlo. 😉

  2. En cualquier caso, ya eras un clásico de los blogs interesantes. Y todo un ejemplo para dar buenas ideas de lugares a dónde ir, al menos para los que vivimos aquí en Cantabria. Pocos nativos se moverán tanto como tú por esta tierruca.
    Se te va a echar de menos, así que espero que vuelvas pronto con más ganas y que sea sólo un descansillo.

    • Muchísimas gracias por todos esos piropos. 🙂 Esto es algo que me suele pasar cada x años, de pronto se me van las ganas de cámara, no tengo ganas de discurrir cómo sacar fotos, no tengo ganas de cargar peso, etc. Ya en verano me lo notaba e iba avisando:

      http://www.vamosacantabria.com/dias-de-verano/

      Conforme pasa el tiempo suelen volver las ganas solas, así que me dedicaré a la buena vida una época y a ver qué discurro en 2016. 🙂

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR