De visita por Ampuero (I)

Uno de esos d√≠as tan habituales de voy all√° pero acabo acull√° pasamos por una carretera en la que un desv√≠o se√Īalaba la direcci√≥n hacia Ampuero. Aunque todav√≠a no lo hab√≠amos visitado desde que llegamos a Cantabria, realmente yo ya hab√≠a estado all√° en otro viaje anterior (debe hacer unos veinte a√Īos). El √ļnico recuerdo que tengo es un casco antiguo, unas vallas en la calle como si de San Ferm√≠n se tratara, un encierro de toros y a la persona que me acompa√Īaba por aquellos entonces dici√©ndome que ni se me pasara por la cabeza lo de correr delante de los toros. Madre m√≠a, qu√© poca confianza y menuda fama que me echaban. Vale que lo pens√©, pero que yo sepa mi acompa√Īante no le√≠a el pensamiento o me hubiera tirado al mar tiempo atr√°s.

Y es que en Ampuero se celebran los encierros m√°s famosos de Cantabria. Creo que son en septiembre y tienen hasta una web dedicada al evento. A la entrada del pueblo, una escultura deja bien claro el asunto.
Monumento a los encierros I
F√≠jate, si en su d√≠a yo podr√≠a haber sido el modelo del conjunto escult√≥rico √©ste, aunque sabiendo la suerte que tengo y la velocidad punta que soy capaz de alcanzar, el cuerno deber√≠a estar a medio cent√≠metro de la cacha derecha para un mayor realismo. Para qu√© nos vamos a enga√Īar, creo que los guepardos y yo estamos en las dos esquinas opuestas a nivel de prestaciones.
Monumento a los encierros II
Normalmente al llegar a un pueblo por donde no he pasado antes siempre aplico el mismo sistema, primero una vuelta en coche para ver lo gordo y luego aparcar donde est√© lo m√°s interesante para ver detalle a detalle caminando. Mientras voy conduciendo siempre aparecen otras cosas merecedoras de ser retratadas as√≠ que freno y no ve√°is cu√°ntas fotos han ca√≠do sin siquiera bajarme del coche. Esta, por ejemplo. Carro del pan aparcado en plena calle, que a√ļn me sigo preguntando si ser√≠a el repartidor de la panader√≠a, una obra de arte moderno o algo raro fuera del alcance de mi entendimiento.
El carro del pan
Unos metros m√°s adelante, balc√≥n lleno de ristras de pimientos puestos a secar al aire. Y no era el √ļnico, vimos varios balcones similares por la zona.
Pimientos a secar
Finalmente nos paramos cerca del centro y a la Plaza Mayor se ha dicho para comprobar el índice CCLI, lo mejor que se puede hacer mientras uno anda de turista por ahí. En el bar donde nos paramos fue precisamente donde retraté el extintor mejor conjuntado del mundo mundial.
Plaza Mayor

2 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies