Por los salones de palacio (II)

Vamos a seguir liquidando entradas de esas que hago en dos partes, publico la primera y me olvido la segunda. Hoy, los salones del palacio de la Magdalena. En la primera mostraba un par de estancias y ahora vamos a por otras dos. Este es un salón blanquito muy majo, muy fino, en el que iban a ofrecer una merienda a base de chocolate con pastas antes de un concierto. Manda caray, qué bien se lo montan algunos.
Salones en el Palacio de la Magdalena I
Y éste es el salón más regio de todos los que he visto. Es más, aquí se celebran bodas civiles ante la solemnidad de la chimenea, las maderas, la mesa maciza, los muebles de época y las tremendas escaleras que se ven en la siguiente foto. Por la disposición de las sillas y las cuatro frente a la mesa me imagino que estaban listas para celebrar alguna.
Salones en el Palacio de la Magdalena II
Como curiosidad, éste salón fue el backstage en el desfile de Lucio Herrezuelo al que asistí hace un montón de tiempo. Fijaros en las escaleras, los techos, las maderas, e incluso el cuadro que se ve en la pared.
Salones en el Palacio de la Magdalena III
Foto ampliada del cuadro, por supuesto. Creo que los que se sostienen sobre dos piernas eran los hijos del rey Alfonso XIII, aunque no lo podría confirmar.
Retratos en el Palacio de la Magdalena III
Al piso superior generalmente no se puede subir, hay una cinta bloqueando el paso en las escaleras, pero por una buena causa buscamos un apa√Īo que permita mostrar otro tremendo retrato que all√≠ se puede contemplar. Lienzo de unos dos metros de alto, y no me pregunt√©is quienes son porque aunque lo busqu√©, no consegu√≠ averiguarlo.
Retratos en el Palacio de la Magdalena I
As√≠ que ya sab√©is, si alguien puede identificar a la se√Īora de la corona y a la ni√Īa que se peina como yo, agradecidos le quedamos si consigue hacer luz en nuestra ignorancia…
Retratos en el Palacio de la Magdalena II
Y bueno, para acabar un comentario respecto al blog. Debido a circunstancias ajenas a mi voluntad (falso), durante un par de mesecitos voy a restringir el n√ļmero de entradas a una diaria para descansar la cabeza (no s√© de qu√©), reciclar neuronas (mas bien ¬ęla¬Ľ neurona) y poder dedicarle tiempo a otro tema que me va a traer ligeramente liado hasta primero de julio, con viaje al extranjero incluido. A partir de ah√≠ espero volver a las andadas como es costumbre. Como mi palabra es de fiar lo que el famoso billete de treinta euros sabe dios si ser√© capaz de cumplirla, pero bueno, avisados est√°is.

3 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies