El puerto de Bakio

Cuando vi el puerto de Bakio desde un mirador vecino me sorprendió lo bien resguardado que parecía, parapetado tras un cabo y con esas lastras delante del espigón, un muro ancho, alto y curvado. Se supone que las lastras deberían cortar la fuerza de las olas y el espigón frenarlas del todo.
Puerto de Bakio
Pero ni con esas. Llegados los temporales de febrero, otro pueblo más que no se libró de sufrir su correspondiente ración de destrozos. Palabrita que mientras vivía en Vigo ni por asomo me imaginaba que el Cantábrico pudiera hacer ésto, lo tenía por un mar mucho mas formalito y tranquilo.

1 comentario Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies