La torre a remojo

La √ļltima vez que pas√© por el embalse del Ebro se hizo de noche antes de lo que yo hubiera querido. Me faltaba una cosa por visitar pero a esta distancia no merec√≠a la pena ir hasta all√°. Ni podr√≠a sacar fotos ni seguramente encontrar aquello que iba buscando.
Pantano del Ebro al anochecer
Repasando fotos estos d√≠as atr√°s me acord√© del tema as√≠ que el fin de semana aprovechamos el domingo sin lluvia para darnos otra vuelta por la zona a pesar de una ci√°tica peleona que me estaba dando la lata. Para un d√≠a que me ducho voy y me lesiono, me dio un pinchazo en la parte baja de la espalda mientras me secaba y a partir de entonces toc√≥ sufrir un poquito con cada movimiento. Los a√Īos, que no perdonan. Pero qu√© caray, yo en casa no me quedo.

Esto era lo que quer√≠a ver. ¬ŅLe√©is lo que pone? Iglesia hundida en el embalse. Palabras m√°gicas para mi.
Cartel al inicio del camino
Con la construcción del embalse del Ebro, en 1946 quedó sumergida la iglesia de Villanueva de las Rozas. Actualmente sólo emerge la torre a la que se puede acceder por una pasarela de madera y subir al campanario que hace de mirador. Esto había que verlo sí o sí.
Iglesia de Villanueva
Pasamos Las Rozas, ojo avizor a ver si divisaba la iglesia. Nada de nada. Me paro a la derecha, saco mapa, saco m√≥vil para consultar el Google Maps, veo a mi izquierda… y un palitroque con una flecha indica el desv√≠o en direcci√≥n a la torre-mirador. Para otra vez primero levanto la vista y luego ya consultar√© mapas o lo que sea. Se acaba antes. Tomamos el desv√≠o, aparcamos, empezamos a caminar y pronto vemos asomar el campanario.
Llegando a la iglesia
Primer obst√°culo. El nivel del embalse es tan alto que el agua invade el camino a la iglesia. Da igual, subimos un poco campo a trav√©s hasta la v√≠a del tren, anduvimos un tramo a su lado y volvimos a bajar al camino original. Poco imaginaba yo lo que me esperaba…
El camino inundado
¬°Leches! El nivel del embalse es alto, pero alto incluso para la pasarela. Asoma la torre entre las aguas pero inaccesible por lo menos para los que no vamos en ba√Īador.
Torre con pasarela anfibia
Muy bonita. Muy apetecible. Dicen que quien quiera truchas tiene que mojarse los pies. Yo quer√≠a ver la torre, pero casi voy a pasar de moj√°rmelos. Ya me basta con la ci√°tica como para pillar un resfriado o pegar un patinazo en las maderas h√ļmedas y acabar de rematarla. Para la siguiente visita en verano, cuando haya menos agua embalsada.
Torre de la iglesia
Cachis la mar… est√° claro que no ten√≠a la suerte de cara, ¬Ņquien se pod√≠a esperar √©sto…?
Pasarela bajo el agua

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies