Ya de vuelta

Uno de julio, aquí estamos otra vez y con muchas novedades. Para empezar, el motivo de la desaparición es que a mediados de junio, y tras catorce años de acoso y derribo por parte de la parienta, un servidor daba el “si, qué remedio“, perdón, el “si, quiero”. Con todos los preparativos, ir a un lado, a otro, papeleos, pruebas, preocupaciones y demás, vino la necesidad de unos días de vacaciones. Luego nos piramos de viaje mundo adelante a la Riviera Francesa donde perfeccionar el noble arte de no pegar un palo al agua, en el que me he especializado impresionantemente los últimos tiempos, visitando pequeños pueblos de vivos colores y aguas transparentes a la orilla del Mediterráneo. Ahí ya desconecté del todo, ni móvil, ni internet, ni blog, ni ná.
Pueblo mediterráneo
No veáis qué chalupas gasta el personal por esos lares. Y si te vas a un sitio pijo como Saint Tropez, mejor ni te cuento porque hay hasta atascos en el puerto.
Yates en St Tropez
Este viaje, como no, daría para escribir un libro entero. Pero resumiendo, vengo horrorizado de cómo estaban los pueblos franceses. Salvo cuatro cosas pensé que me habían teletransportado a Portugal y sus calles de adoquines, fachadas desconchadas, aceras levantadas, atascos de tráfico, playas de cantos rodados y demás. Pero lo peor no fue eso, si no que en la vuelta, a 150 kms de la frontera noto algo raro en el motor del coche. Paro, abro el capó y niños, si en vez de líquido del radiador encontráis una especie de colacao a presión ya os aviso que es malo, muy malo.
Tocata y junta de culata
Tocata y fuga de la junta de culata. Si hace unos años le dábamos el último adiós a Willy, hoy le damos el último adiós a mi Ford Focus, con sus once añitos y 337.565 kilómetros recorridos. Más de ocho vueltas completas al mundo había dado el muy jodío. Una pena, porque me hacía ilusión llegar al medio millón de kilómetros.

Cómo entenderse con el 112 francés (que sólo hablan francés) sin saber más que unas palabras sueltas de ese idioma, entenderse luego con el de un taller (que sólo hablaba francés) para que nos mandara una grúa y asì sucesivamente daría para escribir otro libro, pero de miedo. Nos llega a pasar lo mismo en Polonia y aún estaríamos allí…

P.D. Si os sobra un coche o tenéis uno a buen precio avisarme, que esto de verme reducido a peatón no lo llevo muy bien.

8 comentarios Escribir un comentario

  1. Felicidades se le dice a la novia, que es la agraciada… 🙂 Y como no haya Focus no va a haber paseos, si no hay paseos no hay fotos y si no hay fotos os acabaré contando el capítulo del día de Gran Hermano 16 así que mal vamos…

    • Muchas gracias. Lo de los coches lo había visto en el periódico, habrá que pasarse por allí a ver qué tienen aunque comprar de segunda mano en una feria de estas me parece como jugar a la lotería, nunca tienes claro si te puedes fiar y te la van a colar.

      • Era un decir, pues mi experiencia es bastante mala en este sentido. Compré mi primer coche de segunda mano en Vidal de la Peña, supergarantizado y con pocos kms. allá por 1998, por 675000 ptas (una pasta pa un Renault Clío) y me timaron. Poco más de dos años duró. Tras dos o tres averías gordas lo mandamos a paseo y nos compramos uno nuevo, que aún tenemos.

  2. Enhorabuena, pues, a la parienta por haber conseguido que pasases por la vicaría.
    La pobre tendría el corazón en un puño con todas las desventuras que llevas pasado… (ya se estaba viendo viuda y sin paga)
    En cuanto al coche, cómprate uno de los que sale en la tele que sólo les falta hablar y dicen que a un precio de risa…
    Bromas aparte, felicidades por el enlace y ahora a esperar que te salga la curva de la felicidad…

    • Viuda y sin paga no, que como una de las barrabasadas que hago me salga mal, un seguro de vida bastante jugosito se va íntegro para ella. Cualquier día (seguro que antes de las rebajas) me coge cuatro pelos y empieza a hacer vudú con ellos.

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR