A la Ermita de las Nieves (I)

Volvemos de nuevo a una de esas series basadas en el modelo ¬ęs√°bado sin plan especial, me piro al campo y acabo subiendo un par de montes¬Ľ. Esta vez le toc√≥ a la Ermita de las Nieves, al este de Ampuero, una excursi√≥n bastante sencilla y con unas vistas de impresi√≥n. Para que os hag√°is a la idea, la ermita es aquel puntito m√≠nimo que se ve en lo alto de la monta√Īa de la izquierda.
Ermita de las Nieves en lo alto del monte
Por suerte no hay que subir desde aqu√≠, sino a√ļn estar√≠a caminando. Desde Ampuero sale la carretera CA-510, todo es seguirla hasta un punto donde una desviaci√≥n a la derecha nos informa que cinco kil√≥metros m√°s all√° est√° la ermita. Segu√≠ con el coche hasta este aparcamiento de tierra y el √ļltimo kil√≥metro y medio (aproximadamente) lo hice andando. Hay otra opci√≥n, pero os la contar√© m√°s adelante. Ahora tan s√≥lo hay que mentalizarse para llegar ah√≠ arriba.
Aparcamiento junto a una caba√Īa
El primer tramo es un camino a la izquierda de la caba√Īa que se ve√≠a en la foto anterior. Luego otro tramo de subida ligera campo a trav√©s. Queda la √ļltima etapa, la subida gorda cuesta arriba.
Ermita de las Nieves en lo alto
Lo bueno que tiene al ir sin prisa es que te puedes parar cuanto quieras y disfrutar de unas vistas impresionantes. Mires hacia donde mires todos son espacios abiertos, montes, valles y el mar hacia el norte. Esta es la r√≠a de Treto, con Treto, Colindres y el puente que los une a tama√Īo min√ļsculo en el centro de la imagen.
Vistas de Treto y Colindres
A la derecha el Pico Cerredo y a la izquierda Monte Candina, el famoso monte que me entretuve escalando a las bravas para poder ver los ojos del diablo.
Picos Candina y Cerredo
El monte Buciero, al que no recuerdo cuántas visitas le he hecho pero sí sé que alguna más le haré.
Monte Buciero
Aqu√≠ otro esforzado que sub√≠a acompa√Īado por su perro (una mancha blanca que se ve a la derecha del hombre). Tiene m√°s m√©rito porque √©ste subi√≥ andando desde casi la desviaci√≥n de la carretera general y eso son cinco kil√≥metros seguidos cuesta arriba, no como yo que me conformo con el √ļltimo tramo.
Otro que sube
Otra pareja nos contemplaba mientras pastaban tranquilamente. Se les nota que ya están acostumbrados a ver pasar gente. Normal, en el rato que subí me debí cruzar con unas diez o doce personas más.
Caballos en el camino
Animo, que ya queda poco… pero todo cuesta arriba. No s√© c√≥mo lo hago, siempre que me meto a excursionar acabo peg√°ndome unas panzadas de subir cuestas, laderas o escaleras que al d√≠a siguiente no siento las piernas. Ser√° cuesti√≥n de entrenar m√°s, repetir m√°s a menudo y as√≠ el cuerpo ¬ęou rompe ou racha¬Ľ, que dir√≠amos en Galicia. O se acostumbra… o dice basta definitivamente.
Subida a la ermita

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies