Arredondo, capital del mundo

Camino del Collado de Asón, saliendo de una de las mil curvas y revirivueltas que hace la carretera nos encontramos de golpe con una especie de minarete allá a lo lejos, en un pueblo en medio del valle. Destacaba un montón en la lejanía.

Más de cerca se puede comprobar que es una mezcla entre faro, campanario, palomar y minarete:

Encontré también un cartel que viene siendo una buena muestra de optimismo, en él declaran el pueblo como “capital del mundo”.

Ya en casa, leyendo una guia de Cantabria me enteré que de aquí emigró mucha gente que luego volvía con coches matriculados en lugares de lo más variopinto, de ahí que fuera declarado capital del mundo. La construcción de la iglesia y su torre fueron financiadas por uno de esos indianos que volvieron habiendo hecho fortuna. Según parece el motivo de la torre era para ver el mar desde arriba, algo para lo que se les quedó unos mil metros corta porque ya digo que el pueblo está encajonado en un valle y con semejantes montañas alrededor dudo que lleguen a ver el mar salvo en fotos.

6 comentarios Escribir un comentario

  1. Como no sea para aviones la llevan clara, el minarete debe quedar unos 25 kms hacia el interior. Lo del que la mandó construir era optimismo patológico por lo menos.

  2. Porque está en Cantabria. Si llega estar en Madrí, no tardarían en hacer una playa artifial, aprovechando que ya tienen el faro…

  3. Arredondo la capital del mundo:
    Ese nombre lo puso Pedro Trueba Campa, sus padres emigraron a Cuba y allí se dedicaron al negocio del café ( Café Regil ) donde hicieron dinero y como todos los indianos, mandaron construir una gran casa en Arredondo, llamada hermanos Trueba ( hoy en la actualidad hay un Banco Santander en una parte de los bajos).
    Pedro Trueba, en una de sus vacaciones a España y Arredondo, decide encargar la cerámica con el título de Arredondo la Capital del Mundo, colocandolo en casa de su tia, que estaba a la entrada del pueblo.
    Fue su manera particular, de homenajear al pueblo que había visto nacer a sus padres; en un momento de maximo cariño acia el pueblo, del que tanto había oído hablar en Cuba.

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR