Caramuxos, bígaros y caracolillos

Aquí tenéis un plato de lo que en Galicia llamábamos caramuxos, en otro lado se llama bígaros y aquí se llama caracolillos. Hacía tiempo que no los comía, un día que pasé por el supermercado, los vi y hala, a catarlos de nuevo se ha dicho.

Para cocinarlos hay que poner agua a hervir en una tartera con 70 gramos de sal por litro. Una vez que hierva se echan los caracolillos, se espera que el agua vuelva a hervir y a partir de ah√≠ tendremos que contar un tiempo indeterminado… hay quien dice que medio minuto, hay quien dice que dos minutos, incluso hay quien dice que cinco. Yo prob√© con medio minuto y quedaron un pel√≠n duritos, la pr√≥xima vez probar√© con dos minutos. Una vez listos los escurres, los dejas un par de minutos envueltos en un pa√Īo para que su propio vapor ayude a despegar la carne de la concha y a comer. Con un alfiler pinchas la carne del interior y girando la concha va saliendo poquito a poquito.

Habrá quien el aspecto le parezca pelín asquerosillo, pero mira, están buenos que es lo que cuenta y como aperitivo con un vasito de vino blanco entran que da gusto.

Ahora el toque kitsch: por incre√≠ble que resulte, hay un campeonato mundial de lanzamiento de b√≠garos con la boca que se celebra en Francia… la pr√≥xima vez que los coma tengo que probar a qu√© distancia soy capaz de mandarlos, a ver si voy a descubrir de rebote que soy un recordman y yo sin enterarme.

2 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies