Descubriendo el hayedo (I)

Y por fin, conoc√≠ el hayedo… hace unos d√≠as me cog√≠ a los perritos, los met√≠ en el coche y a conocer mundo se ha dicho. Salimos hacia Reinosa, de all√≠ hasta Espinilla (curioso nombre para un pueblo), el puerto de Palombera y descenso hacia el norte cruzando de cabo a rabo el hayedo del Saja-Besaya. Impresionante. Y eso que en principio, desde el Balc√≥n de la Cardosa con su ciervo sobre la piedra me daba la impresi√≥n que hab√≠a llegado una semana tarde (t√≠pico m√≠o) y se ve√≠a mucho marr√≥n pero poco amarillo.

Fijaros en la vista ampliada, qu√© dimensiones tiene el bosquecito, con la monta√Īa a ambos lados y el r√≠o en la parte inferior. Llegu√© tempranito porque iba solo, si me acompa√Īara la parienta llegar√≠amos hora y media m√°s tarde que es el tiempo necesario habitualmente para ducharse, arreglarse, pintarse, despertar, irnos, dar vuelta para recoger las cosas que se olvid√≥, despertar definitivamente, echarme la bronca por ponerla nerviosa y enfilar la carretera. A estas horas el sol estaba escondido tras unas nubes y los tonos eran m√°s bien apagados, aunque se ve c√≥mo empezaba a iluminar y apuntaba mejor√≠a.

Entre en el hayedo. Sali√≥ el sol. Y a partir de ah√≠, una org√≠a de colorines que me hicieron disfrutar como un enano. Cada curva era una nueva serie de fotograf√≠as, vieras hacia donde vieras todo eran fotos, fotos, fotos…

Ocres, marrones, rojos, amarillos, cientos y cientos de √°rboles coloreando la espesura y reluciendo al sol.

Por todos lados el suelo cubierto de hojas secas, hasta se lo pasaron bomba mis perros. No sabían lo que era un hayedo pero saltaban y corrían disfrutando entre las hojas. Luego nos metimos por una ruta que parte del Monumento de Ocejo y con lo que les gusta explorar mundo, si llegan a tener voz y voto seguro que al día siguiente me hacían volver para repetir.

De todas formas, como le dije a Merce, √©sto est√° bien pero tanto, tanto, tanto arbolito, cascada, riachuelo y dem√°s hace que pierdas el inter√©s. Resulta demasiado f√°cil hincharte a sacar fotos, seguro que le ense√Īas a un mono a pulsar el disparador de mi Nikon, lo sueltas por el hayedo y saca mil fotos mejores que las m√≠as (cuesti√≥n por otra parte no excesivamente dif√≠cil, todo sea dicho).

8 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies