El mirador del Naranjo

Partícipes os hice de todas mis aventuras montañero-domingueras y ascensoras-subidoras para llegar a la Cabaña Verónica. Una vez allí recordaba de mi anterior estancia a su vera que relativamente cerca había un mirador de notables vistas. Deseaba yo volver a disfrutar de aquel panorama que como impresionante recordaba, más temía preguntar porque tras varias horas de subida para llegar a la cabaña, hallábame yo en un estado de forma que no sería correcto definir como descansado sino más bien bordeando entre el lenguafuera y el echolastripas. Claro que siendo uno de mis símbolos de identidad el “yaquestamosaquí…” me acerqué al guarda de la Cabaña Verónica y le pregunté por el mirador. Señalome el hombre sin dudar en dirección, como bien me temía, a otra subida de sobresalientes dimensiones. Es mi triste sino, todas aquellas vistas que me apetezca disfrutar se encontrarán tras una buena subida o con tres cables por medio.
Subida al mirador del Naranjo de Bulnes II
Ahí la véis. Fijaros en la foto de arriba, esas dos cositas de la parte superior izquierda son dos personas. Abajo a la derecha se ve otra que inicia el camino. Tampoco es que fuera una subida especialmente dura, pero tras toda la caminata anterior las piernas van escasas de ánimos y remisas a discurrir por caminos como el que se ve en la foto siguiente. Piedras, pedregales, cuesta arriba intentando adivinar por donde iba el camino.
Subida al mirador del Naranjo de Bulnes I
Pero bien sabía yo que la recompensa valía el esfuerzo, finalmente aparecí aquí, en el mirador del Naranjo de Bulnes. Un lugar al pie de un barranco desde donde se divisa el afamado Picu Urriellu. Montaña, silencio, tranquilidad, sol, buenas vistas y la más famosa montaña de los Picos de Europa justo ahí delante. ¿Qué más se puede pedir, además de que me toque la primitiva y un taxi venga a recogerme para no cansarme más por hoy?
Vista desde el mirador del Naranjo de Bulnes
Inconfundible con esa silueta. La cara este (a la derecha) es la mediamente fácil para escalar pero la oeste, la de la izquierda, ya véis cómo es. Subir por ahí tiene que ser toda una aventura.
El Naranjo de Bulnes desde el mirador
Como el sitio lo merece y ustedes todos, apreciados lectores, lo merecen mucho más, he decidido apearme de mi proverbial pereza y subir un video al Llutuve donde podréis ver una panorámica del lugar aunque no haya nada comparable a estar allí en vivo y en directo disfrutándolo in-situ.


Por gustar, me gustaría volver pronto con nieve pero visto que este fin de semana pasado se ha muerto un montañero por la zona al resbalar, caerse y meterse una costalada de cuidado, casi mejor si eso lo dejamos para el verano que viene otra vez…

3 comentarios Escribir un comentario

    • Anda, mira que no había oído hablar veces del famoso Collado de Horcados Rojos y ya he estado dos veces sin saberlo. 🙂 La proxima vez que vaya no sé si será a subir el Tesorero o la Torre de Horcados Rojos, que está al ladito y parecía bien fácil llegar arriba.

  1. Enhorabuena por la web, aparte de muy util bastante de la información..lo cuentas de forma agradable y amena,,por lo q viene muy bien a los que intentamos descubrir zonas nuevas de auqella tierra..y ademas pasamos un rato de lectura entretenido..
    gracias
    un saludo

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR