Encadenado

Oye, que no tiene fin el cuento éste de los candaditos. Siguen, y siguen, y siguen. Vaya donde vaya me los encuentro por todas las esquinas. Ni esquinas, incluso directamente en una cadena que cierra el paso a la pasarela que permite acceder a los pantalanes de Puertochico.
Encadenado I
Además éste es de los románticos de verdad, con corazoncito grabado en ambas caras, iniciales en el interior de los corazoncitos y fecha en un lateral. Es decir, de acuerdo al reglamento y listo para revista.
Encadenado II
En cambio, en Castro Urdiales tocaba org√≠a de candados. Hala, venga, todos al mismo sitio como si no hubiera m√°s barras o m√°s verjas. Cuando no quepan m√°s supongo que pasar√°n a enganchar candados a los candados y as√≠ hasta el infinito y m√°s all√°. Qu√© raro que a√ļn no se le haya ocurrido a nadie plantearse batir el r√©cord mundial de candados en la misma valla, se√Īores del mundial de vela 2014, aqui tienen un ejemplo de evento festivo-folk√≥rico-amoroso para celebrar y difundir durante las jornadas de competici√≥n.
Candado en Castro Urdiales

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies