Huy que no me cabe

Desde luego hay que ver lo mal que suena el título que le he puesto a la entrada de hoy, pero mira, es lo que mejor expresa aquello que vi en la iglesia de Miera, camino del Puerto de Lunada. Esta es la iglesia.
Iglesia de Miera
Y esta es la inscripción que hay sobre la puerta de entrada.
Frontal de la iglesia de Miera
A quien no le pas√≥ de peque√Īo eso de ir escribiendo un rengl√≥n, de pronto ves que se te acaba la l√≠nea y no cabe lo que estabas escribiendo, empiezas a encoger las letras, pegarlas, hacer las mil y una con tal de acabar antes del final de la p√°gina… pues eso mismo me parece que pas√≥ aqu√≠. Empez√≥ el ¬ęescribidor¬Ľ con letras anchas y un amplio espacio entre ellas, despu√©s de la palabra ¬ęDios¬Ľ vio el percal y vamos a ir estrechando, vamos a ir haciendo letras m√°s finitas, quitando hueco entre ellas o se me acaba la iglesia antes que la frase…

Por cierto, menudo cementerio más descuidado tenían en la parte de atrás. O no se muere nadie hace tiempo, o no hay peculio para adecentarlo porque aquello daba pena.
Cementerio de la iglesia de Miera I
Tumbas rotas, una ac√°, otra all√° al fondo, sin flores, sin nada, muy triste. Nada que ver con el cementerio de Ciriego santanderino que un a√Īo de estos acabar√© mostrando de una vez.
Cementerio de la iglesia de Miera II

4 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies