La Policia Montada de Santander

Caminando tranquilamente por Santander vimos en medio de un carril bici una complet√≠sima colecci√≥n de cagadas (con perd√≥n) que por tama√Īo, dimensiones y volumen m√°s parec√≠an hechas por un Gran Dan√©s o un San Bernardo que por un ciclista con un repentino apret√≥n de tripas. Un d√≠a despu√©s tuvimos la respuesta: ni canino, ni humano, sino equino. Durante los meses de verano, esta ciudad cuenta con cuatro polic√≠as a caballo que patrullan por la ciudad para prevenir delitos, algo que desconoc√≠a totalmente y sorprendi√≥ un mont√≥n cuando me encontr√© con dos de ellos de frente.

Desconozco si patrullar a caballo tiene alguna ventaja especial frente a patrullar en moto u otros medios, pero ya puestos hubiera vestido a los jinetes con un uniforme m√°s a lo s√®ptimo de caballer√≠a, que verlos perseguir sable en ristre a un caco mientras suena en la corneta el toque de carga y la gente aplaude a rabiar tiene que ser un espect√°culo digno de conservar en la memoria muchos a√Īos.

1 comentario Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies