Otra vez en la Virgen del Mar

Tras la primera visita a la playa de la Virgen del Mar vino otra… y otra… y otra… comimos un d√≠a en el chiringuito que hay junto al aparcamiento y nos gust√≥ tanto que seguramente vendr√°n muchas m√°s. Es un entorno que al ir con c√°mara nunca faltan cosas que retratar. Por ejemplo, pareja de reci√©n casados en sesi√≥n fotogr√°fica sobre la arena para hacer uno de esos librotes enormes por los que pagas una pasta gansa, que tan poquito me gustan y del que por suerte en su momento me pude librar. Por supuesto, el vestido se va de la sesi√≥n fotogr√°fica a la tintorer√≠a porque va a quedar fino de arrastrarlo por la arena o sentarse en las rocas.
De fotos en la Virgen del Mar
Olas, olitas, olas, oleaje que rompe bien lejos de la orilla y una persona contempl√°ndolo junto a esa columna, que es el monumento a las gentes del mar.
Oleaje en la Virgen del Mar I
Como monumento es bastante simple. Parece hecho de cemento, un ancla con su cadena, una inscripción y poco más, aunque al final lo que cuenta es la voluntad y el detalle más que la ostentación y el lucimiento. O por lo menos eso creo yo frente a la opinión de aquellos que prefieren monumento grande, ande o no ande.
Monumento a las gentes del mar
En la primera visita el mar estaba tranquilo. En esta no, más bien cabreado y rompía con ganas contra la entrada al canal que se forma entre la playa y la isla a la derecha donde está la ermita.
Oleaje en la Virgen del Mar II
Y no digamos cómo batía contra los acantilados situados un poco más allá. Subían las olas hasta lo alto y una espuma fina lo invadía todo. Asomé el móvil para sacar la foto y en nada tenía la pantalla llena de gotitas.
Oleaje en la Virgen del Mar III
Ya que estaba abierta la ermita aproveché para ir a curiosear un rato. No es muy grande y dentro destaca el retablo con la efigie de la Virgen del Mar, la misma que robaron los piratas holandeses, la tiraron por la borda en medio de una tormenta y ella solita volvió navegando alumbrada por cuatro velitas (véase la parte superior del retablo). No os riáis, que pilla Spielberg un argumento así y le sale un peliculón.
Imagen de la Virgen
Cerca del retablo est√° el sepulcro de Tom√°s Soto Pidal, can√≥nigo de Santander y benefactor de la ermita. Es lo √ļnico que desentona un poco, porque all√≠ todo es antiguo y el sepulcro se ve demasiado moderno. Qu√© se le va a hacer, si el hombre muri√≥ en 1966.
Sepulcro en la ermita
Por √ļltimo, un detalle que me gust√≥ fue la hucha para las limosnas amarrada y bien amarrada. Hoy en d√≠a estas cosas si no est√°n atadas r√°pido emigran solas…
Limosnas con candado

3 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies