Otro sábado montañero

Pues sí, en enero había dicho que tenía unas ganas tremendas de internarme por estos valles para hacer la ruta que va de Aliva hasta Espinama. Este sábado no había previsto nada especial y el pronóstico del tiempo era bueno así que enfilamos camino a Fuente De para darnos una buena ración de caminar por las montañas.
Puertos de Aliva I
Primer paso: subida en el teleférico versión “solo ida” porque desde ahí todo es bajada hasta Espinama. Ruta sencilla, poco cansada salvo un último tramo con mucha pendiente que cansa las piernas lo que no está escrito. Día siguiente de agujetas aseguradas.
Teleférico de Fuente De
Pasamos por el chalet del rey, por el refugio de Aliva, praderas, valles, mucho que ver, mucho que fotografiar y tenéis asegurada una serie de tres o cuatro entradas dedicadas a esta ruta.
Refugio de Aliva
Pero qué bien que sienta tener un bar a mitad de camino, poder ejercer de señorito y meterse entre pecho y espalda una caña de cerveza fresquita con estas vistas. Seguro que si pusieran más bares en las montañas se duplicaban o triplicaban el número de senderistas, aunque si este fin de semana el helicóptero de la consejería ya tuvo que ir a rescatar a tres personas, no me quiero ni imaginar lo que podría ser si a eso le añadimos un montón de domingueros caminando “cargaditos” al borde de los precipicios. Mejor dejar el tema como está, que luego empiezan los controles de alcoholemia de la benemérita en mitad de la ruta del Cares, las multas por adelantar otros senderistas en línea contínua y es un sinvivir.
Cerveza en el Refugio de Aliva

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR