Somo: por fin hay cambios

Con el solazo que hizo el pasado fin de semana hubiera sido un pecado no aprovechar para ir a la playa aunque s√≥lo sea para dar un buen paseo. Para ba√Īarme a√ļn no estaba el tiempo, sobre todo por el viento fresquito tra√≠do por la bruma en el horizonte. A Somo nos encaminamos y sorpresa al llegar, hay una enorme duna artificial al principio de la playa. Donde antes hab√≠a una bajada hacia la arena, ahora hay un mont√≠culo elevado.
Duna artificial en Somo II
Para poder llegar a la orilla primero hay que hacer monta√Īismo, subir la duna y bajar al otro lado. Los famosos chalets a los que el mar se les llev√≥ las terrazas siguen pr√°cticamente igual. Bueno, igual no, ahora sin vistas desde la planta baja.
Duna artificial en Somo I
Por el otro lado de los chalets est√° la entrada habitual a la playa. Ahora, entrada para escaladores.
Dunas artificiales en Somo
Unos tubos enormes nos dicen quien es la responsable de tanta arena acumulada: la draga que antes pasó por el Sardinero, luego por la Magdalena y se ve que también le ha tocado a Somo. Hay una excavadora en una esquina, me imagino que para distribuir la arena de manera más uniforme.
Tuberías en la duna
Desde el otro lado la playa recuperaba su aspecto casi normal. Gente disfrutando del sol, cielo azul, buena temperatura, vamos a pegarnos una buena caminata hasta la otra esquinita frente a Santander que es un ejercicio muy sano, se respira un mont√≥n de aire fresco, las vistas son una maravilla y el gobierno a√ļn no aplica una tasa por ¬ęDisfrute de espacio mar√≠timo festivo¬Ľ.
Duna artificial en Somo III

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies