Visitando el centro de visitantes

All√° por febrero pasaba por delante del Centro de Visitantes de los Picos de Europa camino de Potes y pens√© que alg√ļn d√≠a habr√≠a que echarle una ojeada por dentro. Ocho meses despu√©s dicho y hecho, nuevamente en la misma ruta fui con tiempo suficiente para hacer un alto y ver el contenido. Bueno, realmente no s√≥lo al contenido, tambi√©n al continente que ese paralelep√≠pedo de color oscuro all√≠ plantado es de lo m√°s llamativo.

Se entra por la parte inferior, bajando esta rampa a mano izquierda. Est√©ticamente una soluci√≥n interesante aunque espero que tengan un buen desag√ľe para que no se inunde el edificio si alguna vez cae una tromba de agua.
Centro de visitantes de los Picos de Europa
El interior est√° a√ļn m√°s bonito que el exterior. Todo en madera, iluminaciones indirectas, ambiente c√°lido y unas cu√°ntas cosas que ver.
Interior del centro de visitantes I
La visita se hace bastante entretenida porque hay tres pisos, varios ambientes distintos, abarca temas desde ecolog√≠a a monta√Īa, minas, formas de vida… de todo. Aqu√≠ un pasillo con las paredes simulando una cueva, fotos de fauna colgadas, y pantallas en el techo.
Interior del centro de visitantes II
Otro pasillo, √©ste con suelo de cristal y un r√≠o discurriendo por debajo. Si, se√Īores de la videovigilancia, yo soy el que peg√≥ un par de saltos a ver si el cristal aguantaba…
Interior del centro de visitantes III
En otra de las estancias nos encontramos un montón de troncos en la pared. En cada uno hay una parte acristalada y dentro un trozo de madera de las diversas especies de árboles que hay en Picos de Europa. Aquí delante una maqueta muestra cómo sería un bosque típico.
Interior del centro de visitantes IV
Incre√≠ble, si hasta se puede ver la reproducci√≥n de lo que ser√≠a una tienda antigua en uno de los pueblos de esta zona. Cuando la vi me dio un vuelco el coraz√≥n. ¬°Gracias Dios por mandarme a un lugar donde tomar una cervecita! Meeeeeeeeccc… error. No hay cervecita. No hay quien despache. No se puede pasar. Te quedas con las ganas. Cachis…
Interior del centro de visitantes V
Por aqu√≠ se sube al segundo piso, que es este que se ve en primer plano y al tercero, all√° al fondo. Viendo que yo era el √ļnico visitante de pronto me vino a la cabeza lo que debe haber costado el centro de visitantes, lo que costar√° el mantenimiento y algo sobre atar perros con longanizas, pero mira, hoy estoy feliz as√≠ que no me voy a amargar la vida por unos millones de euros de n√°.
Interior del centro de visitantes VI
Ojo a esto porque me pareci√≥ alucinante… es una reproducci√≥n hecha con cristal de las cumbres de los Picos de Europa, que pod√©is ver en la foto de la pared del fondo. Vaya trabaj√≥n y qu√© cosa m√°s original.
Reproducción de los Picos en cristal
Eso s√≠, procurad no tropezar y caeros encima porque seguramente os har√≠ais pupita. Fijaros qu√© esquinita aguardando a ver si un memo despistado (yo) patina y se cae de culo justo encima…
Detalle de los Picos en cristal
Porque no soy mala persona, que sino era para llevar un bote de tomate frito, echarlo encima de la cristalería y quedarse en una esquina oscura a ver qué caras ponen los siguientes en llegar.

En el √ļltimo piso tambi√©n hay un ¬ęmirador¬Ľ. Lo pongo entre comillas porque cuando supe de su existencia me lo imagin√© en el tejado del edificio con vistas a los picos nevados de las cumbres m√°s altas de Picos de Europa. Lo que me encontr√© fue una ventana con dos monoculares apuntando hacia unos prados y un par de monta√Īitas all√° al fondo.
Mirador del centro de visitantes
Los monoculares mostraban a las claras el paso del tiempo y de las manos de un mont√≥n de cafres. Por uno de ellos no hubo forma de ver nada, pegabas el ojo y aquello se ve√≠a negro como la boca del lobo. Mucha complicaci√≥n no tiene hacer funcionar un invento de estos, as√≠ que supongo que algo tendr√≠a roto. Por el otro s√≠ que se ve√≠a, aunque estaba flojo en su soporte y bailaba que daba gusto. Unas miraditas a unos paisanos que trabajaban en un prado, unas miraditas a o alto de la monta√Īa donde no se ve√≠a nada especial y vamos a dar por concluida la visita, que ya es la hora de la merienda y lo primero es lo primero…
Visor monocular

2 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies