Apariciones en Garabandal (I)

Cuando se habla de apariciones divinas supongo que lo primero que os viene a la mente es Lourdes o Fátima. Pues bien, en Cantabria también hay un lugar donde se apareció la Virgen, aunque como deben tener peor departamento de marketing se conoce bastante menos: San Sebastián de Garabandal. Allí a cuatro niñas en 1961 y 1965 se les aparecieron la Virgen y el arcángel San Miguel y para celebrarlo hicieron un santuario en medio del monte. Ya sabéis cómo es uno, allá donde pasen cosas raras allá donde voy con la cámara en busca de la noticia (será el complejo de Gustavo, el reportero más dicharachero)…

Llegamos. A la entrada del pueblo aparece el monumento a la madre del emigrante. Doscientos metros más adelante las primeras casas. Aspecto normal y corriente, muy similar a otros cien pueblos cántabros.
San Sebastián de Garabandal
Casas normales con detalles curiosos, como marcos de piedra de la ventana totalmente labrados y llenos de simbolitos.
Ventana de piedra tallada
Primera placa que encontramos: frente a esta casa el arcángel San Miguel le dio la comunión a una de las niñas. Cuenta la historia que las niñas habían pedido un milagro visible y el milagro llegó en forma de hostia materializándose de la nada. Una de las niñas entró en trance, abrió la boca, sacó la lengua vacía y ¡plás! De golpe apareció una hostia de las de comulgar en su lengua que ríete tú de los trucos de Juan Tamariz. Ostras… esto pasa en América y hacen una película seguro.
Aqui fue la comunión del arcángel
Otra placa, de la “Asociación para la investigación y difusión de la historia de Garabandal”. Vaya, sí que está organizado el tema y yo ni había oído hablar del tema hasta este año.
Asociación para la difusión de la historia de Garabandal
Por supuesto ya os imagínais qué tipo de negocios hay en el pueblo: librería religiosa, venta de artículos religiosos, venta de recuerdos religiosos, venta de estatuas de santos, etc.
Tienda de artículos religiosos
El santuario está fuera del pueblo, a unos diez minutos andando, pero también hay una iglesia pequeña en una de las callejas. Estilo típicamente cántabro, al que decidió poner el poste ahí para jorobar tanto las vistas como las fotos como mínimo había que untarlo de miel, llenarlo de plumas y darle vueltas al pueblo en burro para escarnio público.
Iglesia en San Sebastián de Garabandal
Dentro poca cosa, nada que destacar. Aspecto igual al de tantas y tantas iglesias.
Interior de la iglesia en San Sebastián de Garabandal
Eso sí, con estatua del arcángel San Miguel, hay que honrarlo ya que se pasó en persona por el pueblo. Que mala leche debe tener, aquí está metiéndole la lanza justo en el ojo al diablo. Que si, que lo tiene que combatir, pero esto me parece hasta ensañamiento.
El arcángel San Miguel
Fijaros qué cosa… una urna para peticiones a la Virgen. Como buen hereje que soy, me reservo mi opinión porque no me gusta ver el 100% de los comentarios poniéndome a parir.
Peticiones a la Virgen
Poco más vimos de interés en el pueblo, así que enfilamos en la dirección que nos indicaba este poste para ver Los Pinos primero y la capilla de la Virgen después.
Subida a Los Pinos
Y ya sabéis cómo funciona esto, el que quiera verlos, que se pase por aquí la semana que viene para la siguiente etapa del relato…

3 comentarios Escribir un comentario

  1. Si Garabandal no es tan conocido como Lourdes o Fátima es básicamente porque la propia Iglesia se ha encargado de dar la espalda a estas apariciones.

      • Es una desacertada opinión, como puede ser la mia, salvo que no es lo mismo
        porque Ud entiende mucho más de todo. Lo del Sol, tiene tela, filosofia de lo agropecuario.

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR