Buscando un nuevo hogar

La siguiente prueba para poderse ir a vivir fuera consist√≠a en, casi n√°, encontrar un lugar donde vivir. La idea era irnos a primeros de agosto para aclimatarnos un poco, organizar todo lo de la mudanza y en septiembre tener todo listo para la vuelta al trabajo. Hablamos con alguna inmobiliaria y nos dijeron que sin problema, que fu√©ramos en julio, ve√≠amos varias y alquil√°bamos la que mas nos gustara. El tema ten√≠a su miga porque julio era uno de los meses m√°s cargaditos de trabajo, ten√≠amos alguna otra persona de vacaciones y cost√≥ lo suyo cogerme una semanita libre. Llegados a esas fechas nos vamos de visita para ver casas y uy, empiezan los problemas. Que si es mala √©poca porque la gente ya alquil√≥ para el verano. Que queda poca cosa para ver, que hay mucho alquilado, que si para septiembre hay m√°s y tal y cual. Co√Īo, hablamos hace un par de meses y no hab√≠a problema en venir en julio y ahora que vamos, s√≠ que lo hay. Eso es claridad de ideas. Para m√°s, al tener dos perros quer√≠amos casa con un trocito de finca donde tenerlos y eso reduc√≠a a√ļn m√°s la cantidad de oferta.

Resumiendo, esa semana fue UN HORROR y casi acabo de los nervios. Una procesi√≥n viendo casas cada cual menos ajustada a lo que ped√≠amos, docenas de llamadas telef√≥nicas, todo contrarreloj porque el s√°bado nos volv√≠amos a casa y el jueves a√ļn me ve√≠a sin un sitio donde venirnos a vivir diez d√≠as despu√©s. ¬ŅYa os he dicho que la parienta tiene una suerte que impresiona? Pues aqu√≠ m√°s de lo mismo, la √ļltima inmobiliaria a la que llam√≥ result√≥ ser de un gallego que no ten√≠a en cartera nada ajustado a lo que ped√≠amos pero conoc√≠a a un promotor que como consegu√≠a vender una serie de chalets estaba pensando en alquilarlos. Llamadita y nos encontramos con una casa a estrenar, m√°s peque√Īa que la nuestra pero de tama√Īo justo para dos personas (150m2), con finca, casi toda amueblada, cocina con electrodom√©sticos, aspiraci√≥n centralizada, etc, en una zona a 10 kms de Santander. Vamos, como anillo al dedo. El promotor, milagro, un t√≠o de lo m√°s agradable que nos lo puso todo facil√≠simo, cerrando el tema de palabra, d√°ndonos las llaves y dejando la firma del contrato para cuando ya estuvi√©ramos instalados.

Así, por fin, pudimos dedicarnos a la tarea para la cual nos trasladamos a Cantabria: el tapeo y la buena vida. Aunque bueno, para eso hay poca diferencia estés acá o allá.

4 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies