De nuevo por Lunada (II)

Retomamos la entrada de ayer y os explico qu√© es aquello de los ¬ęfen√≥menos paranormales en el asfalto¬Ľ que comentaba. Pues bien, seg√ļn parece, con el peso de la nieve uno de los muros de mamposter√≠a que sostiene la carretera ha cedido ligeramente y ya se sabe lo que pasa en estos casos, que como se caiga el muro va la carretera detr√°s. Para quien no lo conozca, √©ste es el se√Īor muro averiado. En la foto pr√°cticamente no se aprecia nada, malamente se distingue c√≥mo est√° algo abultado por el centro. En vivo se notaba bastante mejor.
Muro averiado
Lo que sí se apreciaban perfectamente eran los efectos sobre la carretera. Fijaros qué grietas más lucidas y hermosas.
Carretera con grietas y hundida II
Este trozo de asfalto estaba hundido unos diez centímetros. Por si acaso pasé de puntillas y le eché una bronca a mi perro cuando hizo aguas menores contra el muro, a ver si el peso de la meadita va a ser la gota que colme el vaso (nunca mejor dicho) y se carga el muro delante de mis narices.
Carretera con grietas y hundida I
Ayer ense√Īaba unos cu√°ntos neveros de tama√Īito respetable pero f√°ciles de rodear para continuar la ascensi√≥n. A poca distancia de la cima, el nevero mayor del reino imped√≠a el paso por las buenas.
Nevero grande
Llegados aqu√≠ ten√≠amos dos opciones, o bien intentar pasar por la derecha, cuesti√≥n que no me hac√≠a excesiva gracia porque si vas pisando nieve por la ladera y pegas un patinazo, acabas all√° abajo y no ir√≠as precisamente andando, si no rodando entre piedras…
Bajada en pendiente
O bien sobrepasarlo por arriba. Pero pisar un nevero de nieve reblandecida al sol es igual a enterrarte hasta los hue… enterrarte mucho, quer√≠a decir, y no habi√©ndonos traido las raquetas de nieve ni yo ni los perros, ganas no ten√≠a de volver empapado de cintura para abajo (en el buen sentido, ojo), de modo que dimos media vuelta, desandamos lo andado y ya volveremos cuando haya muro nuevo para contar qu√© tal qued√≥.

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies