De puente por Francia

Este puente de octubre que acabamos de pasar aprovechamos para darnos un garbeo por el suroeste francés y de paso venir cargadito de fotos con los que surtirme otra buena temporada, que salimos tres días y vuelvo con quinientas fotos hechas de las cuales la mitad pueden ser publicables por tener alguna historia detrás. Otros años me agobiaría pensando en las fotos que se me acumulan a la espera de salir en el blog. Ahora, la verdad, como ya he asumido que ni en dos vidas podría publicar toda las fotos que produzco, me lo tomo con más tranquilidad. Al grano entonces… ¿habíais visto alguna vez un botijo bautismal? Yo tampoco… hasta que nos pasamos por la iglesia de San Vicente en Hendaya…
Botijo bautismal I
Siempre pensé que este sacramento era algo más o menos estándar, te echaban un poco de agua por la cabeza con una concha y a otra cosa mariposa. Pues no, aquí son más originales, acercan al niño, giran el botijo y bautizado quedas. Que vayan espabilando los curas, cualquier día con eso de la automatización ponen al lado una maquina de “meta un euro y bautice a su hijo” y los dejan sin curro.
Botijo bautismal II
¿Que si fue lo más raro que vimos? Nooo, que va… fue llegar a Cambo-les-bains y ver este santo descabezado a la entrada de la iglesia del pueblo. Qué queréis que os diga… que está ideal para Halloween dentro de unos días…
Santo de Halloween

2 comentarios Escribir un comentario

    • Buena pregunta… la iglesia es la de Saint Laurent (San Lorenzo), pero ese murió asado en una parrilla, no decapitado. Me quedo entonces con San Descabezado mártir.

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR