Esto sigue roto

Como decía hace un par de días, a tres de enero estaba en Laredo y no se me olvidó pasar por el Puntal, el final de la playa de la Salvé donde hay un par de chiringuitos bastante castigados por el temporal de febrero del año pasado. Pensé que los habrían arreglado para el verano pero qué va, siguen hechos polvo y no veo ningún movimiento que haga suponer una recuperación en breve. Todo esto está cerrado, vallado, con rotos por desperfectos por todas partes y aspecto abandonado.
Chiringuitos destrozados en el Puntal de Laredo I
Lo único que se ve es una enorme duna que hace de frontera con la playa y quita todas las vistas desde el aparcamiento.
Dunas de protección en el Puntal de Laredo I
Esa duna la hicieron a base de draga echando arena durante 34 días, aquí podéis ver un vídeo del “cómo se hizo” filmado con un dron. Unos tres metros de altura debía tener en esta parte, parece una buena defensa contra el oleaje.
Dunas de protección en el Puntal de Laredo II
Parece, y lo sería, pero quien está enfrente es el mar, el que nunca se cansa, tiene paciencia y siempre acaba por ganar. ¿Qué ha pasado? Que tras esos 34 días y gastar casi dos millones de euros, vino el mini-temporal de diciembre y se llevó por delante gran parte de la duna recién hecha dejando de nuevo al descubierto los maltrechos cimientos del “Barlovento”.
Chiringuitos destrozados en el Puntal de Laredo II
Según dicen en el artículo de “El Correo”, ese restaurante lo dan por perdido y “el Tiburón”, justo detrás, está a la espera de ver qué pasa. Mal veo el asunto. Si un mini-temporal hace eso, mejor no imaginarse lo que puede pasar si viene alguno como los del año pasado. ¿Y en marzo, que hay anunciadas para los días 20 y 21 pleamares de las mayores que ha habido en décadas…?
Chiringuitos destrozados en el Puntal de Laredo III

6 comentarios Escribir un comentario

  1. El mar sólo ocupa su lugar. Muchos siguen sin querer verlo. Pero si el año pasado se llevó edificios, qué no iba a hacer con un montón de arena…

    • Incauto de mí, yo suponía que antes de gastarse dos millones de euros echando arena en una duna habrían estudiado las posibilidades de que eso se mantuviera… 😉 Estuve buscando más información y hay quien dice que el problema viene por el cambio de corrientes desde que construyeron el nuevo puerto deportivo de Laredo. Solo faltaría que lo tuvieran que quitar tras todo lo que pasó con su construcción.

      • Así funcionan las cosas en este país… Si no fuera por lo terrible que es todo, incluidos esos dos millones tirados a la basura, hasta me reiría un poco, porque tiene su gracia. Lo del puerto ya sería lo más :p

        • El puerto creo que fueron noventa millones. Total qué más da, se le dio trabajo a una constructora, se le da trabajo a otra para que lo deshaga y dentro de cinco años nunca faltará el iluminado que diga “pero qué bonito sería tener un puerto deportivo en Laredo” y hala, vuelta a empezar. Si es que no tenemos memoria y así nos las cuelan una y otra vez. 🙁

          • Yo creo que el puerto no tiene nada que ver, pero habría que estudiarlo bien. Somo-Loredo está retrocediendo mucho y allí no hay puerto, ni tampoco en La Magdalena y los peligros, donde la arena no para quieta. Los arenales son sistemas móviles, aunque no lo sean todo el tiempo. Los afectan corrientes, vientos, oleajes, cambios climáticos… En el caso de el Puntal, Loredo y Los Peligros-La Magdalena está también el efecto del dragado de la canal de la bahía, pero en Laredo no aprecio corrientes que vayan de la zona del puerto a la del puntal, y que ahora no puedan aportar la arena suficiente, no veo ningún cambio que afecte a las corrientes. Aunque es verdad que hay más arena en la zona del antiguo dique que antes… Se debería hacer un estudio imparcial, que para eso tenemos el instituto de Hidráulica en el PCTCan.

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR