Gente recia

Este sábado fue el del temporal: viento, granizo, truenos, lluvia, olas, el día ideal para quedarse en casa tranquilamente. El domingo mejoró, dejó de llover y nos acercamos hasta la playa del Sardinero equipados para invierno, es decir, camiseta, camisa, jersey, cazadora de esas que cierran casi herméticamente y te tapan hasta la nariz, guantes, etc. Hacía bastante fresquito y fijaros qué cielo más amenazador.

Un rato más tarde fue abriendo poco a poco, rayos de sol se colaban entre las nubes y un arco iris al fondo certificaba la mejoría.

Curiosamente, como si corrieran una cortina, se fueron yendo las nubes de golpe, hubo un momento en que teníamos la mitad izquierda del cielo despejada y la mitad derecha completamente cubierta.

Alguna vez ya os hab√≠a comentado que Cantabria est√° llena de gente recia, impasible ante las inclemencias meteorol√≥gicas. Pues aqu√≠ ten√©is otro ejemplo, tal y c√≥mo estaba el panorama vemos un se√Īor que se aproxima a la orilla del agua, se desviste y hala, a ba√Īarse como un machote.

Al rato no era uno, eran dos, una chica se a√Īadi√≥ y aqu√≠ los ten√©is sin miedo a punto de echarse a nadar. Si intento hacer esto me proclamo ganador por goleada en el sorteo de la neumon√≠a del a√Īo.

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies