Hornos de la Pe√Īa

Desde el s√°bado pasado podemos a√Īadir otra m√°s a la lista de cuevas c√°ntabras holladas con mi santa bota. El domingo era el d√≠a de visitas gratuitas para conmemorar el D√≠a Internacional del Patrimonio Mundial as√≠ que un servidor, imagin√°ndose la de gente que habr√≠a, reserv√≥ en Hornos de la Pe√Īa para ir a verla el s√°bado sin agobios, mogollones, kevines, yennifers, suegras ni otros espec√≠menes indeseables.

Aqu√≠ se llega tras unos kil√≥metros por carreteras estrechas entre pueblos. Por suerte est√° todo el camino perfectamente se√Īalizado desde la mism√≠sima autov√≠a. El aparcamiento que indica la flecha estaba en obras as√≠ que echamos el coche en el arc√©n como buenamente se pudo y vamos para arriba, que queda un ratito de subida.
Subida a Hornos de la Pe√Īa I
Si, si, subida porque la cueva no queda a ras de la carretera sino a unos diez minutos de pateo monta√Īa arriba.
Subida a Hornos de la Pe√Īa II
Este es el tramo final, cuando por fin se ve la caseta del guía y la parienta deja de echar sapos y culebras por la boca ante la cercanía de un banco donde descansar.
Subida a Hornos de la Pe√Īa III
Las vistas desde all√≠ no est√°n nada mal, valle, ladera, monta√Īa, bosques, hayas que empiezan a tener colorines amarillo-rojizos, buena se√Īal indicadora para otra visita al hayedo del Saja.
Vistas desde el centro de visitas
Una vez aparece el guía y abonas los tres euritos por persona que cuesta la entrada, coges caminito por estas escaleras hacia la boca de la cueva.
Escaleras hacia la cueva
Que viene siendo esto. En principio no parece nada espectacular…
Entrada a la cueva I
…ah, carajo, pero cuando entras la cosa cambia como de la noche al d√≠a. De todas las que he visitado hasta el momento fue con diferencia la que m√°s me gust√≥. Es m√°s cueva, y menos espect√°culo. Ni tiene grandes espacios ni frisos llenos de animales hechos con pintura colorada, pero a cambio es m√°s natural. Tiene galer√≠as largas y estrechas, hay que agacharse un mont√≥n de veces, hacer equilibrios, un claustrof√≥bico las pasar√≠a canutas, hay grabados en la piedra hechos con un buril, estalactitas, estalagmitas, las visitas son de cuatro en cuatro personas con lo que toca m√°s cueva para cada uno y el gu√≠a se lo curr√≥ de lo lindo, as√≠ que la visita fue perfecta.
Entrada a la cueva II
As√≠ como en otras no es necesario reservar o si apareces por all√≠ puede ser que haya plazas libres, en esta la reserva es casi imprescindible. Entran cuatro personas cada hora y as√≠ es dif√≠cil encontrar un hueco libre. Ten√©is dos opciones, llamar al tel√©fono indicado en el cartelote o, m√°s f√°cil a√ļn, ir a la p√°gina de Cuevas de Cantabria, pinchar en la que quer√©is visitar y a la derecha aparece una opci√≥n para reservar directamente por internet, donde se pueden consultar las plazas libres a cada momento. Eliges una hora de visita, cubres los datos y pagas directamente en la cueva. M√°s f√°cil imposible.
Cartel en Hornos de la Pe√Īa
Como es evidente no te dejan sacar fotos en el interior, pero qu√© m√°s da, si en internet hay cienes y cienes…

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies