La colegiata de Castañeda (III)

Volvemos a la colegiata de Castañeda para ir viendo poco a poco detalles del interior. Primero unas cuántas inscripciones enjundiosas que había en las paredes como si hubieran pasado Mr.Wonderful y sus frases chorras por allí. Va la primera: haz aquello que quisieras haber hecho cuando mueras. Pues mira, gran verdad, procura hacer lo que quieras y vivirás mejor, más feliz y menos frustrado. Señores del gobierno, háganme una transferencia urgente (y abundante) a mi cuenta que la buena vida es muy cara.
Inscripción en la pared II
“No hay cosa que más despierte que dormir sobre la muerte”. Qué cada uno lo interprete cómo quiera, vamos a pensar que hace referencia a lo vivo que se siente uno cuando hace barrabasadas con riesgo como las de los ojos del diablo o similares en que te sale la adrenalina por todos los poros.
Inscripción en la pared III
Esta ya es un poco más complicada de descifrar, pero creo que en resumen viene diciendo que si sois buenas personas debéis mandarle un mensaje al gobierno para que me hagan una transferencia urgente (y abundante) para poder dedicarme a la buena vida que me merezco.
Inscripción en la pared I
Columnas, columnas y columnas, algunas con una decoración tan curiosa como esta de dos bichos con cuerpo de cosa rara alada y las colas entrecruzadas, clara señal de que se quieren, algo que confirman esos ojitos y esa mirada lánguida que se dedican.
Dos figuras en una columna
Otra más con un centauro cazando una cabra a flechazos. Hay que ver el curre que pasaban para rematar una sola columna pero es que hay un montón y casi todas van rematadas con algo así.
Unicornio con arco
Una que varía, un innovador pasó por aquí. La decoración no sólo va en la parte superior de la columna sino también en la parte central.
Columna con cabeza
No sé qué bicho será… pero a mi me recuerda alguno de los Teleñecos. Menudos ricitos y menuda cara de mala leche le han dejado.
Cabeza en la columna
Esta también, pero en vez de salir un bicho salen dos. Uno es un león y otro una persona. El león es el de arriba y el de abajo tiene cara de no gustarle el asunto. Aunque sus brazos estén apoyados sobre los hombros del león dudo mucho que sea para dar unos pases de baile. En los documentales de “La 2” que veo a veces sobre leones en la sabana, en el Serengeti o alrededores (esos documentales impagables para dormir la siesta), el bicho que está debajo del león suele acabar muy malamente así que no me extraña que al de abajo se le haya quedado de todo menos cara de alegría.
León zampándose una persona

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR