Lo bueno de ir sin rumbo

Todos los que me le√©is sabr√©is de mi desmedida afici√≥n a peregrinar sin rumbo por el mundo adelante. Suelo partir con un destino en la cabeza y acabar en otro lugar por ah√≠ perdido como consecuencia de un cruce que me llam√≥ la atenci√≥n, por √©l me desvi√© y de ah√≠ a acabar en el quinto pino s√≥lo hay un pasito. Este fin de semana pasado √≠bamos a Potes. Cruzando el pueblo de La Hermida veo una carretera hacia la izquierda con un cartel que indica la existencia de un ¬ęMirador de Santa Catalina¬Ľ. La palabra ¬ęmirador¬Ľ implica dos temas que me atraen grandemente: generalmente alturas y habitualmente buenas vistas. No fall√© ni en lo uno, ni en lo otro. Sub√≠a la carretera hasta un lugar notablemente m√°s alto que el desfiladero de la Hermida y desde el que las vistas quitaban el hipo. Sin la menor duda, el mirador m√°s impresionante despu√©s del mirador del cable en Fuente De.

Este es el peque√Īo balc√≥n al que asomarse para disfrutar de las vistas.
Balcón del mirador
¬°Y qu√© vistas! As√≠ es el Desfiladero de la Hermida desde muy arriba, con la carretera serpenteando entre las monta√Īas.
Desfiladero de la Hermida I
Quiz√° la falta de una referencia no nos permite apreciar las dimensiones del conjunto, pero no hay problema, para eso estoy yo aqu√≠. Segunda foto del desfiladero, abajo se ve un trocito de carretera y en la parte inferior un peque√Īo puntito al lado de la l√≠nea central de la carretera. Ese microbio, eso es un coche. El resto os lo imagin√°is vosotros que yo no tengo palabras. No porque me haya quedado sin habla, es que me traje una botella de vino tostado de Potes y es bien sabido que el uso y abuso de l√≠quidos espirituosos embota la mente.
Desfiladero de la Hermida II
Desde el balc√≥n del mirador, y mientras unos p√°jaros de gran envergadura y silueta rapaz pasaban sobre nuestras cabezas, aprovech√© para sacar una panor√°mica de esas que junto un mont√≥n de fotos para unirlas en una √ļnica bastante m√°s grande. Pinchar sobre ella y disfrutar todos los detalles en tama√Īo XXL: peque√Īos pueblos a la derecha, monta√Īas nevadas al fondo y aunque s√≥lo se vea la carretera abajo a la izquierda, en realidad bordea todo el enorme pico de enfrente.
Panor√°mica desde el mirador
Realmente esto no es para verlo en una pantalla, es para vivirlo, así que quien no haya pasado por el Mirador de Santa Catalina ya puede ir poniendo un día para disfrutarlo de veras. Ah, llevaros unos prismáticos, catalejo o cualquier otro dispositivo óptico que os permita ver los pájaros que sobrevuelan esa zona o las cabras que andan sueltas por los montes. Yo, como soy una acémila, me los olvidé y bien que los eché de menos.

2 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies