Nos-otros son otros

Adem√°s de las cuevas, en el exterior de ¬ęEl Soplao¬Ľ hay un mont√≥n de cosas qu√© retratar: bien sean los paisajes, las panor√°micas o incluso unas cosas ¬ęart√≠sticas¬Ľ de esas modernas que hab√≠a por all√≠, no s√© si temporalmente o forman parte habitualmente de las instalaciones. Primero un huevo c√≥smico que mostraba al final de la entrada del enlace anterior y bien cerquita, una cosa que no acabo de ver muy claro c√≥mo funciona o c√≥mo debe ser usada. Concretamente, esto:
Nos-otros son otros I
Dos chapas plateadas puestas en vertical, amarradas por cables al suelo e impolutas en cuanto a limpieza y brillo de modo que si te pones detr√°s y ves entre las dos planchas puedes contemplar el panorama. O a lo mejor es para ponerse en el centro y verte reflejado hasta el infinito y m√°s all√°. O para taparte del viento que sopla all√° en lo alto. O freir un huevo gracias al reflejo del sol. O son para que la parienta se retoque el maquillaje, quien sabe, al no haber manual de instrucciones toca inventarse el modo de uso.
Nos-otros son otros II
Tal invento recibe por nombre ¬ęNos-otros son otros¬Ľ con lo cual ¬ęme quedo como estaba¬Ľ, que dir√≠a mi madre. Este autor hizo una exposici√≥n en Salamanca donde juega con los espejos, que seg√ļn el artista ‚ÄúSon espacios vac√≠os que solo se habitan al mirarlos. Cuando no estamos ante ellos estas m√°gicas superficies ignoraran este mundo‚ÄĚ. Vale. Para la pr√≥xima vez ya s√© que hay que meterse en el medio a ver si no me llevo un susto con el t√≠o tan feo que se refleja en el metal.
Cartel de Nos-otros son otros

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies