Ole sus huevos

Seis de enero. A pesar de los efectos del mar que os comentaba anteayer, se estaba moderadamente bien en la playa del Sardinero. Casi todos al solete, pero con precaución y alguna prenda de abrigo por encima como este buen hombre que disfrutaba de las vistas hacia mar abierto. Cielo azul, agua bicolor, viento pero no muy frío, una gozada.
Mirando al mar
Digo viento pero mejor decir ventolera, fijaros en el movimiento de la arena.


Cual no ser√≠a mi sorpresa cuando a lo lejos diviso ¬°una persona saliendo del agua! ¬°Uno ba√Ī√°ndose!
Un ba√Īista
Por si fuera poco, unos metros mas all√° ¬°otros dos ba√Īistas! Ole sus huevos y ole sus huevos bis, aqu√≠ la gente tiene que estar hecha de una pasta especial para ser capaces de esto. O bien tienen familia en Rusia (donde son los campeones del ¬ęprimero de a√Īo lo celebro meti√©ndome en el lago helado despu√©s de soplarme una botella de vodka¬Ľ) o el termostato averiado, porque yo no me hubiera ba√Īado ni aunque me pagasen.
Dos ba√Īistas

2 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies