Osos, leones y cuernos

Si me descuido aquí es donde más tiempo paso cada vez que voy a Cabárceno. El recinto de los osos es tan grande, hay tantos y hacen tantas cosas que van pasando los minutos y yo embobado viendo como saltan, corren, juegan o incluso parece que vayan a echar un combate de sumo.
Osos jugando I
Sumo no s√© si sabr√°n, pero jugar s√≠ que saben y qu√© bien que se lo pasan. Sube uno encima del otro, el otro encima de uno, se persiguen, ruedan… y yo en la parte de arriba sacando fotos como loco.
Osos jugando II
La √ļltima vez al que no vi con muchas ganas de jugar fue a √©ste, o √©sta, que no sabr√≠a distinguirlos. Se mov√≠a con dificultad cojeando y no ten√≠a cara de muchas fiestas.
Oso al sol I
Acabó tendiéndose al sol con la pata trasera estirada, que era de la que cojeaba. Fijándome bien y a base de zoom pude ver que en la parte trasera de articulación tenía la piel revuelta, como si le hubieran mordido o se hubiera lastimado. No sé cómo harán en estos casos, pero menudo papelón para el veterinario, tener que ir a tratar a un bicho de quinientos kilos en un recinto lleno de elementos similares que sin duda no le harían ascos a un solomillo de humano.
Oso al sol II
Otros con los que me suelo pasar un buen rato es con los leones, sólo que esperando a ver si aparecen por alguna parte. No sé donde se esconderán, pero dos veces que fui, una los vi tumbados a lo lejos y la otra todo lo que conseguí retratar fue un león paseando tranquilamente camino de donde seguramente estarían los demás echándose una siesta.
León a lo lejos
Pero bueno, que no me preocupa porque sobran animales a los que fotografiar. ¬ŅQue no hay leones? Fotografiamos un addax con cuernos y flequillo y todos tan contentos. Por cierto, que menudo susto me meti√≥ el primo de los ant√≠lopes este. Me asom√© entre las vallas de madera para fotografiar a uno y concentrado como estaba ni me enter√© de otro que se me acerc√≥ por un lateral para olisquearme con curiosidad. Cuando de pronto noto algo resoplando junto a mi oreja pegu√© un respingo de impresi√≥n no fuera a tener a mi lado un animal comedor de orejas, o peor, comedor de c√°maras…
Bicho con cuernos

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies