Quiero mi dinero

Espa√Īa, curioso pa√≠s donde los bancos y cajas organizan un chanchullo para colocarles un producto financiero complejo, con riesgo y complicado (cuando no imposible) de recuperar a los abueletes y gente cuya educaci√≥n financiera muchas veces no les permit√≠a discernir que aquello no era realmente algo mejor al cl√°sico plazo fijo que iban pidiendo. Los responsables de los bancos achuchando a trabajadores y directores para que colocasen m√°s y m√°s preferentes, sabiendo que de lo que consiguieran, una gran parte se la iba a quedar finalmente la entidad por la v√≠a del ¬ęaaaaahhhhh… se siente¬Ľ. Lo curioso es que aqu√≠ nadie da la cara ante los miles y miles de enga√Īados, todo es que dan mucha pena pero se quedan sin gran parte de su pasta, cuando en un pa√≠s civilizado m√°s de uno y m√°s de dos responsables de semejante desaguisado acabar√≠an en la c√°rcel. Y luego quieren que nos fiemos de la justicia…

Pero claro, que te digan que te dejan sin tus ahorros y luego ver c√≥mo los directivos siguen cobrando sueldos y bonus de siete cifras debe joder lo suyo, as√≠ que por lo menos queda el recurso del pataleo y en ello est√°n una serie de personas que se re√ļnen con bastante asiduidad en la Plaza Porticada de Santander, donde tiene su sede la antigua Caja Cantabria, para intentar que les devuelvan su dinero. Son pocos, pero hacen ruido y como dec√≠a una de las amigas de Mafalda, ¬ęuna pulga no podr√° parar un tren pero puede llenar de ronchas al maquinista¬Ľ. Aqu√≠ los ten√©is en plena manifestaci√≥n a la puerta de la Caja.
Afectados por las preferentes I

Afectados por las preferentes II
Las paredes las tienen llenas de papelitos reinvindicativos y pancartas más o menos jocosas, como ésta dirigida al mandamás del chiringuito.
Pancarta jocosa
Aunque yo me quedo con éste. Menos gracioso por su mensaje pero más por la forma de expresarlo.
Quiero mi dinero
Lo dicho, ojal√° consigan que la Caja les tenga que devolver hasta el √ļltimo c√©ntimo, que ya est√° bien de soportar abusos de la banca y de que nos est√©n estrujando a todos para salvarlos a ellos.

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies