Vuelta al ladrillo

Los d√≠as que no me apetece cargar con la c√°mara r√©flex suelo llevar conmigo una compacta, no vaya a ser que aparezca algo digno de ser retratado y me pille ¬ęen bragas¬Ľ. Los que segu√≠s mis andanzas recordar√©is lo habitualmente corta que resultaba la vida de estas compactas debido a lo duro que est√° el suelo. Primero pas√≥ a mejor vida la Nikon L11, luego la Nikon L15 y tras ellas lleg√≥ la Panasonic DMC-F3 que parec√≠a m√°s afortunada porque lleg√≥ a casa a finales de 2010 y milagrosamente segu√≠a con vida.
Panasonic Dmc-F3
Segu√≠a con vida… hasta ahora. El pasado s√°bado, ejerciendo de cabra y rodeado de cabras (lo digo en serio), la pobre sufri√≥ un desafortunado incidente. Iba dentro de la bolsa con la c√°mara grande. Al ir a sacar la r√©flex no me di cuenta, enganch√© tambi√©n el cordelito de la Panasonic, tir√© y la pobre compacta sali√≥ volando con tan mala suerte que aterriz√≥ sobre una esquinita y se desencaj√≥ el marco. Ahora bailan el bot√≥n de encendido y el del zoom. A ver si con un poco de suerte y mucho cuidadito puedo destriparla y conseguir que resucite.
C√°mara Panasonic con golpe
Mientras tanto me tocar√° volver ¬ęal ladrilo¬Ľ. No es que pretenda ponerme a currar en la construcci√≥n, es que tocar√° usar la antediluviana Canon A430 que a√ļn tengo por aqu√≠. Lleva conmigo desde julio de 2006 y no palma ni a tiros porque es dura como un ladrillo y m√°s o menos similar en cuanto a tama√Īo y peso. Pero a√ļn saca fotos, que es lo que cuenta.
Canon A430

6 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies