A Bulnes por la canal del Tejo (III)

Tras las partes uno y dos, volvemos a las andanzas por la Canal del Tejo subiendo sin cesar en direcci√≥n a Bulnes. M√°s de una hora de subida deb√≠a llevar ya y me encontraba en un lugar tal que as√≠. Metidito entre monta√Īas, precipicio a un lado, sin cobertura de ning√ļn tipo, el sitio ideal para caerse por un barranco por caminar mientras va uno revisando fotos en plan lo que le pas√≥ a aquella se√Īora de Coru√Īa que por ir leyendo su tablet se le olvid√≥ hacer la curva que s√≠ hac√≠a la carretera y se cay√≥ a la r√≠a del Burgo.
Ruta entre monta√Īas
V√©ase qu√© paisaje, qu√© sitio, qu√© casita con su cercado al pie de la monta√Īa. Lo mejor de caminar en direcci√≥n sur es que cuando sobrepasas un lugar interesante, das la vuelta, el sol queda exactamente a tu espalda y es facil√≠simo sacar una foto as√≠ de colorida.
Corral al pie de la monta√Īa
Una foto no, una docena de fotos seg√ļn vas alej√°ndote del punto cuesta arriba porque otra cosa no s√©, pero lo que son cuestas en esta ruta tienes todas las que quieras y m√°s. Paisajes tambi√©n tienes todos los que quieras as√≠ que mientras subes la cuesta y disfrutas del paisaje iluminado por la luz del sur acabas sacando una docena de fotos de cada lugar. C√≥mo ha cambiado la fotograf√≠a, antes un carrete de 36 fotos me duraba un mont√≥n, ahora me voy de ruta monta√Īera y vuelvo a casa tan contento con m√°s de trescientas en el bote.
Seguimos subiendo
Llegando a los tramos finales de subida aparecen unos pedregales enormes, miles de piedras que se han ido desprendiendo de la monta√Īa. Hay a ambos lados, pero como se ve, la ruta pasa por en medio de los de la izquierda..
Ultimo esfuerzo para llegar a Bulnes
Ya digo que son miles y miles de piedras acumuladas de todos los tama√Īos, peque√Īas, grandes, muy grandes y tan grandes que si te caen en un callo vas a cojear unos cu√°ntos d√≠as.
Pedregal camino de Bulnes I
Adem√°s hay pedregales menos densos como el anterior, o dens√≠simos como √©ste. Piedras, sobre piedras, sobre m√°s piedras. Mejor no empezar a pensar en la cantidad de ellas que se caen, en que podr√≠a caer una rebontando justo ahora que paso yo, o provocar un aluvi√≥n cuesta abajo… lo dicho, mejor ni pens√°rselo.
Pedregal camino de Bulnes II
Por fin llega un punto en que allá al fondo, en lo alto de una colina, descubres algo que parecen casitas. ¡Bulnes a la vista! ¡Ya queda poco! Hasta parece que a las piernas se les olvidan todos los kilómetros de subida y vuelven los ánimos.
Bulnes a lo lejos
Ah√≠ est√°n las primeras casas en lo alto de la monta√Īa. ¬°Venga, venga, venga que no queda nada!
Casas de Bulnes en lo alto I
El panorama, espectacular. Monta√Īa, valle, pueblo, picos nevados, el final de caminata tambi√©n hace que merezcan la pena todos los esfuerzos anteriores.
Casas de Bulnes en lo alto II
Dos horas y pico llevaba andando cuando llegu√© a este puentecito, el lugar ideal para parar, echarse agua por la cabeza, por la cara, por el cuello, por la espalda, refrescarse todo lo refrescable porque a√ļn quedaba un rato de camino. A la izquierda del puente hay un poste que indica que a Bulnes se va por la izquierda, por el collado de Pand√©bano. Lo que yo no sab√≠a es que Bulnes se divide en dos partes, Bulnes – Villa y Bulnes – Castillo. Si vas por Pand√©bano llegas a Bulnes – Villa dando un rodeo. Lo que nadie dice es que si aqu√≠ te vas por la derecha y subes un trozo de monte haciendo zigzag, llegas a Bulnes – Castillo y luego s√≥lo tienes que bajar cinco minutos hasta Bulnes – Villa, de modo que los que hag√°is esta ruta ya os sab√©is la historia para cuando llegu√©is al puente.
Puente llegando a Bulnes
Desde Pand√©bano se ve Bulnes – Castillo en lo alto ante una monta√Īa que lo cierra todo alrededor. Espectacular. Para ser la primera vez que pasaba por aqu√≠ iba con la boca abierta tanto por la caminata como por los paisajes que aparec√≠an ante mis ojos.
Bulnes en lo alto
Por fin asoma la primera casa de Bulnes – Villa con un cartelote que suena a gloria bendita. Bar = cerveza fresquita. Porque s√≠, uno ser√° monta√Īero en ratos libres, pero antes me feder√© en la Cofrad√≠a del Buen Vivir y una cervecita despu√©s de semejante esfuerzo entra que da gusto.
Llegada a Bulnes
El pueblo en s√≠ tampoco es que tenga mucho que ver. Unas casas, un cementerio, una iglesia y tres o cuatro bares casi llenos con su terraza correspondiente. Seguramente ser√° de lo que viven los paisanos del lugar. Fijaros qu√© pinta y ya me dir√©is si √©sto no atrae como un im√°n. A ver si es cre√©is que uno se pega casi tres horas de caminata s√≥lo por andar monte arriba y monte abajo…
Terraza sobre el río en Bulnes

4 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies