Adiós señor tejón

Para mi, que me gustan casi todos los bichos (excepto mi suegra), la venida a Cantabria ha sido una bicoca permanente. Cerca de mi casa no hay minifundios, hay unos prados enormes por los que paseo habitualmente viendo vacas, caballos, ponys, cabras, milanos, garcetas bueyeras, una especie de garzas grises, ocas, conejos, ratoncillos, el otro día me encontré una comadreja que salía huyendo ante mi presencia abandonando un topillo con varias mordeduras en el cuello que acababa de cazar, sé de un campo donde hay un zorro con varias crias, ya he localizado varias entradas de su guarida y una vez lo vimos a lo lejos. Incluso estos días atrás estoy viendo huellas de hocicos en el suelo, hierbas altas aplastadas como de revolcarse, signos de un animal ancho que entra en un maizal (o panojal, como se les llama aquí), para mi que en esa zona hay un jabalí. Como me lo encuentre de frente a ver qué hago, porque los jodíos de mis perros corren más que yo y seguro que se piran primero por la cuenta que les trae. Cruzamos una zona de hierbas altas y una docena de vencejos nos sigue medio kilómetro volando en círculos a toda velocidad alrededor nuestra seguramente para beneficiarse de los insectos que levantaban vuelo al vernos pasar. En medio de un campo florido, con pajaritos volando alrededor, el sol en mi cara, me daban ganas de abrir un paraguas y pegar saltos como Mary Poppins cantando alegremente lo feliz que soy rodeado por cuadrúpedos, octópodos, ovíparos y avechuchos.

El mismo día de la Carabela Portuguesa, camino de la playa vi en el arcén un animal que para mi resultaba desconocido, algo como un primo de un mapache o similar. Paré unos metros adelante y bajé a sacarle fotos. Por desgracia el pobre creo que la había palmado atropellado porque ni se inmutaba, no respondía a los estímulos externos y ese charco de sangre bajo el cuerpo presagiaba un escaso futuro en el mundo de los vivos. Una vez en casa rebuscando en internet resultó ser un tejón. Una pena porque era bastante bonito y tenía cara de buena persona. Adiós señor tejón, descanse en paz.

1 comentario Escribir un comentario

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR