Al pie del abismo

Hoy estamos de aniversario. Hace exactamente dos a√Īos, y m√°s o menos a estas mismas horas, se produc√≠a nuestra llegada a Cantabria para establecernos aqu√≠, as√≠, a las bravas, dando en nuestra vida el equivalente a un salto al vacio. Por suerte no est√°bamos en Castro Urdiales dando un salto al vac√≠o sobre estos acantilados porque entonces el resultado hubiera sido bastante diferente y mucho menos agradable. Aunque el lugar sea llamativo y espectacular, no menos espectacular iba a ser el casta√Īazo contra el fondo.
Acantilado en Castro Urdiales
Por si alguien tiene la misma idea o se atreve sólo a medias, justo enfrente hay unas escaleras que permiten bajar hasta la mitad de la pared vertical que baja hasta el mar. Ya puestos a tirarse, esas escaleras permiten ir ensayando primero desde cerquita y luego ya veremos. O eso, o lo usa la gente para bajar a pescar desde ahí.
Escaleras en el acantilado
Dos a√Īitos, dos, y parece que fue ayer. El primero muy novedoso, muy de descubrimiento, de ir viendo cosas nuevas ac√° y all√°. Este segundo a√Īo ha sido bastante distinto, en parte por el berenjenal de la boda, en parte porque finalmente se ha complicado con lo del coche y lo de mi perrita. Empezamos el a√Īo tres, veremos qu√© nos depara.

4 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies