Camino de la Caba√Īa Ver√≥nica (II)

Volvemos a la ruta que va desde el mirador de Cable hasta la Caba√Īa Ver√≥nica, un relato que comenz√≥ aqu√≠. La mayor parte del cap√≠tulo anterior consisti√≥ en ¬ęaqu√≠ me ten√©is caminando entre pedregales y pedregales¬Ľ. ¬ŅQu√© os pod√©is esperar ahora? Pedregales y m√°s pedregales. Qu√© le vamos a hacer, si es de lo que m√°s hab√≠a all√° en lo alto.
Caminando por el pedregal
Pedregales y unas rocas muy raras, as√≠ como ara√Īadas, llenas de cortes verticales.
Rocas con ara√Īazos I
Parece como si alguien se hubiera entretenido haciendo l√≠neas con un c√ļter para rocas. No s√© si esto es un proceso geol√≥gico, si son las marcas que dejan las rocas al caer rodando ladera abajo o si habr√°n sido los marcianos haciendo alg√ļn experimento. Visto all√≠, en vivo, s√≠ que era un rato llamativo.
Rocas con ara√Īazos II
Vuelta a las andadas, a ver caras en todos lados. ¬ŅLa v√©is vosotros tambi√©n?
Una cara en la roca I
¬ŅEs o no es una cara? Con sus dos ojos, su nariz, la boca se nota menos pero hasta parece que pone morritos, el ment√≥n… que no he bebido, palabrita…
Una cara en la roca II
Al hacer una ruta como esta, la mitad superior del cuerpo casi podr√≠a decir que va desligada de la inferior. Los pies van a su ritmo, pasito a pasito, sin prisa pero sin parar. La mitad superior va fij√°ndose en todo lo fijable, sacando fotos y buscando alguna referencia del destino al que me dirig√≠a. Al girar un recodo… ¬°por fin se ve! Aunque en la foto salga tama√Īo microbio, la Caba√Īa Ver√≥nica est√° ah√≠, a la izquierda y en lo alto.
Seguimos caminando por el pedregal
Ampliamos y se distingue mejor. Es esa especie de grano sobre la monta√Īa plana de la izquierda. Tras una hora de caminata, verlo all√° en el quinto pinto es bueno porque te das cuenta que vas avanzando y ya queda menos, pero madre m√≠a, qu√© lejos parec√≠a estar a√ļn.
Por fin se divisa la Caba√Īa Ver√≥nica
El camino se complica. Ya hab√≠a comentado que los tramos por la ladera entre los pedruscos ca√≠dos de la monta√Īa eran m√°s o menos llanos. El √ļltimo tercio se va empinando progresivamente. As√≠ empieza: cuesta arriba potente y una roca en medio que como se desprenda justamente ahora, verme correr ladera abajo perseguido por una piedra gigante va a parecer un remake de Indiana Jones.
Piedra en la subida
Sube que te sube, sube que te sigue subiendo, digo yo que el camino ir√° por ah√≠ arriba, porque lo que es ver no se ve nada. Las piernas empezaban a pesar y la Caba√Īa Ver√≥nica segu√≠a estando lejos.
No se distingue el camino en la monta√Īa
Lejos, pero m√°s cerca que en las fotos de antes. Ah√≠ est√°, reluciendo en lo alto del mont√≠culo. Parece que podamos llegar en cinco minutos peeeeero… no se va en l√≠nea recta, queda por dar un buen rodeo.
Frente a la Caba√Īa Ver√≥nica
Y el rodeo pasa por ah√≠, entre las rocas desprendidas al pie de una aguja de piedra de tama√Īo m√°s que notable.
Aguja de piedra sobre el camino I
Ese pedazo pedrusco estaba separado de la pared vertical por una grieta y la base tambi√©n parec√≠a estar ligeramente agujereada y agrietada. No s√© yo si fiarme, porque nunca me toca la loter√≠a, ya tendr√≠a narices verme agraciado hoy en el sorteo del desprendimiento. Pasar√© a toda mecha, que si esa roca lleva ah√≠ seis mil millones de a√Īos a lo mejor hasta tiene ganas de moverse…
Aguja de piedra sobre el camino II
Es curioso, pero casi al pie del pedrusco hab√≠a una cueva con la entrada semitaponada por un muro. Quiz√° es que alguien pas√≥ por aqu√≠, vio la aguja de piedra, no se atrev√≠a a pasar, no le apetec√≠a volver y se qued√≥ a vivir en esta ¬ęsoluci√≥n habitacional¬Ľ. Aire fresco no le va a faltar, lo malo es el agua corriente que ni hay cerca ni se la espera y bajar todos los d√≠as al super a por un pack de botellas se me hace algo complicado adem√°s de oneroso debido a la tarifa del telef√©rico.
Muro en el hueco de la monta√Īa
Dentro de unos d√≠as la tercera y √ļltima parte de la ruta con el arre√≥n final para llegar al refugio.

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies