Cariñitos en el asfalto

Ya que un tres de enero el tiempo nos agracia con un día de increíblemente buena temperatura para estas épocas del año, qué menos que agradecérselo “haciendo pierna” por la playa de la Salvé en Laredo, aprovechando hasta el último rayito de sol para realizar una correcta fotosíntesis como lechugas felices que en el fondo era más o menos lo que nos sentíamos. Una vez finalizado el ejercicio de zancas y pinreles nos dirigimos de vuelta al coche. Por el camino encontré una curiosa pintada frente a un paso de cebra. Vaya, vaya, otra de esas obras de arte urnano que tanto me gusta a mi.
Paso de cebra en Laredo
“Me calaste hondo”, supongo que será un mensaje de amor y no un anuncio de los de Navidul sobre la profundidad a la que se debe calar un jamón.
Pintada en el paso de cebra I
Foto al canto, llegamos al coche, arrancamos y unos metros más allá encuentro otro más. Este sí que no es referente al jamón, os lo digo yo, porque una anca de cochino en mi presencia suele acabar trágicamente devorada y ni por asomo me planteo dejarla para siempre a mi lado. ¿Quienes serán los autores? Algo similar habían hecho los de Boa Mistura en Madrid, pero de esto de Laredo no tengo noticia ni información. Buscaremos, preguntaremos y seguiremos informando.
Pintada en el paso de cebra II

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR