Casadielles

Pasando un día de refilón por Arenas de Cabrales y siendo lo goloso que soy, hubiera sido un pecado no parar para traerme algo de sidra, queso de cabrales y el colmo del dulcerío, una caja de casadielles y sólo una caja, porque de éstas no conviene abusar o la báscula ya se encargará de abochornarte por los siglos de los siglos, amén. Aquí unos iberos, que diría Forges, aquí la caja de casadielles que se volvió conmigo.

El invento en s√≠ tiene este aspecto, como una empanadilla cuadrada de cinco dedos de largo, frita, con algo de aroma de an√≠s y rellena de una pasta dulce y supercal√≥rica compuesta sobre todo por nueces. Una delicia para tomar como postre con un caf√©. Aunque bueno, ya estoy encontrando tantas delicias que en un par de a√Īos le cambiar√© el nombre al blog por algo como ¬ęengordamosencantabria.com¬Ľ.

8 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies