Clases de patinaje

Menuda carrerita llevo √ļltimamente con los suelos deslizantes. Ya cont√© c√≥mo el otro d√≠a me qued√© atascado en el barro y me tuvieron que sacar a base de tractor. Hoy aprovechando toda la nieve que hay por los alrededores quise acercarme hasta la zona de Soba a sacar unas fotos. El camino m√°s simple es acercarse a La Cavada, subir el puerto de Alisas, bajar hasta Arredondo y subir al collado de Soba. En la bajada del puerto de Alisas estaba cuando de repente empez√≥ a caer una granizada tal que en un minuto el suelo estaba casi blanco.
Granizo en la carretera I
Un momento antes de la foto acababa de pasar un tractor, quien sabe si al rescate de otro pardillo del estilo de uno que yo me s√©. Segu√≠ circulando a pesar de la granizada. Al salir de las curvas si pisaba el acelerador notaba que patinaba y culeaba un poquito pero nada que no pudiera corregir a base de contravolante. Como s√© que un tramo m√°s adelante ven√≠an curvas de 180¬ļ con precipicios de un lado, se me encendi√≥ la bombillita y quise probar la frenada sobre el granizo. Piso freno y el coche como quien oye llover. Frenar frenaba, pero las ruedas bloqueadas, el ABS pegando botes y el coche que sigue andando cuesta abajo. Con todos los kil√≥metros que llevo encima uno ya est√° curado de de espantos, fren√© a base de reducir a primera, pisar, pisar y pisar el pedal, freno de mano y si no, siempre se puede hacer el socorrido trompo para cambiar de sentido. Estas son las cosas que tiene haberme hinchado a conducir de noche, con lluvia, en tierra o algo en nieve al poco de sacar el carnet de conducir, que uno se acostumbra al tacto del coche en esas condiciones y llegado un momento de necesidad reacciona rapidito. Eso si, alucinante la total y absoluta falta de adherencia sobre el granizo, incluso a menos de cinco por hora bastaba un toquecillo al freno para bloquear las ruedas, de modo que mas despacito que las mu√Īecas de Famosa cuando van al portal me fui orillando a la derecha y en un trocito donde el arc√©n era bastante ancho me par√©, puse los cuatro intermitentes y de aqu√≠ no me muevo hasta que despeje la carretera.

Unos minutos despu√©s parec√≠a que la lluvia hab√≠a aclarado un poco el suelo. Rearranco, cien metros despu√©s pruebo el freno y m√°s de lo mismo, holiday-on-ice, el mono patinador del circo haciendo de las suyas. Pues nada, a veces mejor parar a tiempo que tener un contratiempo, abandonemos la excursi√≥n porque si aqu√≠ ya tengo pegas, m√°s adelante que habr√° mas nieve va a ser todo un festival. Aprovech√© un desv√≠o a la izquierda para cambiar el sentido de la marcha. Con el coche apuntando hacia la subida, era tocar el acelerador y n√° de n√°, todo patinaje. Menuda ma√Īanita llevamos… meto el coche marcha atr√°s en el caminito del desv√≠o, me paro y ya saldr√© cuando por lo menos pueda arrancar. Aqu√≠, foto de un servidor en el desv√≠o esperando a que la lluvia despejara el firme.
Granizo en la carretera II
Al rato pasaron un par de coches, parec√≠an circular sin problemas as√≠ que arranqu√© no sin alg√ļn patinazo y siguiendo las roderas que fueron dejando en la carretera puede desandar lo andado sin mayor complicaci√≥n. Moraleja: avisados qued√°is de c√≥mo se las gasta el granizo. Poder, puedes seguir circulando y acelerando, pero tener en cuenta que la sorpresa viene cuando quer√°is frenar. Ahora entiendo esos casta√Īazos m√ļltiples que se dan en autopistas por una granizada. Pisar el freno a ciento veinte por hora con el suelo totalmente deslizante tiene que ser una sensaci√≥n para recordar el resto de tu vida.

3 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies