Donde no llegan mis pistones…

Mira que he visto cartelitos, pegatinas e inscripciones curiosas en coches, pero siempre habr√° alguno que me sorprenda. El Prado, pueblecillo perdido en el sureste c√°ntabro a escasos metros de Euskadi. Un todo-terreno aparcado con unas letras sobre el cristal trasero. Vamos a echar una ojeada.
Donde no llegan mis pistones...
¬ę¬°Donde no llegan mis pistones, llegan mis cojones!¬Ľ. Si se√Īor, fino, elegante y se√Īorial como para aparcar el veh√≠culo a la puerta del Casino de Montecarlo
...llegan mis cojones.

2 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies