Efectos del mar (III)

Continuamos con la serie de entradas dedicadas a los efectos del temporal de estos días. Ayer tocaba ir a ver cómo había quedado el Sardinero y alrededores. Empecé el recorrido cerca del BNS, este local que se ve aquí. Dos empleados estaban limpiando el bajo, el oleaje rompió los cristales y lo dejó hecho una porquería. Menos mal que anduvieron listos y habían retirado todo el mobiliario.
Sala BNS
Lo más evidente en cuanto a la playa es que falta arena por todos lados, como se puede ver por la altura a la que se ha quedado la rampa. Casi van a tener que poner un teleférico para poder ir a pasear junto al mar.
Rampa junto al BNS
Y tan grave es lo que se ve como lo que no, aquí tenéis los cimientos del BNS que por lo visto están afectados. Esperemos que no se caiga porque allí se come bastante bien en cuanto a tapas, ensaladas y pinchitos. Por no decir nada de la terraza que ponen arriba de todo en verano, para un servidor es una verdadera perdición.
Cimientos del BNS
El Parque de Trueba ¬ęapa√Ī√≥¬Ľ de lo lindo el temporal pasado y esta vez le ha tocado otra vez la china. Al ¬ęCormor√°n¬Ľ tres cuartos de lo mismo, lo inund√≥ y llen√≥ de arena el temporal de principios de febrero, se gastaron una pasta en contratar un cami√≥n-aspiradora gigante para retirar medio metro de arena de los bajos y ahora no s√≥lo est√° la arena otra vez, sino que adem√°s reventaron los ventanales reci√©n puestos, se ha caido el techo de las cocinas, el agua entr√≥ hasta en la primera planta y la cimentaci√≥n est√° al descubierto. Impresionante.
El Cormor√°n tras el temporal
Al ladito, al irse la arena ha reaparecido una estructura bastante curiosa: dos discos de hormigón con una columna en el medio. Ni sé qué es, ni para qué sirve ni qué hacía ahí, pero foto por si acaso.
Estructura reaparecida
Donde el Maremondo tambi√©n ha hecho las suyas, aunque menos. Ha reventado las verjas que tapaban la parte de los cimientos pero el bicho ese ¬ętan bonito¬Ľ, sigue intacto. L√°stima…
Bajos del Maremondo
Del mobiliario playero mejor ni hablar, fijaros cómo se queda una ducha de acero.
Restos de una ducha
Por la parte cercana a Piquío pasa con las escaleras algo similar a la rampa de la segunda foto. Antes la arena cubría la parte inferior, ahora hay que pegar un salto para llegar a la playa.
El paseo del Sardinero
Y cosa curiosa, han reaparecido elementos olvidados bajo la arena como puedan ser los cimientos del antiguo Balneario de Casta√Īeda, construido en 1872 y derribado a finales de los sesenta tras varios temporales que lo dejaron en ruinas.
Pilastras del Balneario de Casta√Īeda
A√ļn hay m√°s, otra vez vallas rotas, el suelo del paseo mar√≠timo levantado en varios puntos, etc. A ver si pasa de una vez la racha de temporales y podemos empezar a pensar en la primavera, el calorcito, los martinis al sol con rabas de acompa√Īamiento y volver a pegarnos la vidorra padre que al final es lo que cuenta.

8 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies