El espigón rompe tobillos

Cerquita de la playa de Mer√≥n nos acercamos hasta un espig√≥n a dar una vuelta pero su pu√Īetera madre, que no hab√≠a quien caminara por encima. En vez de estar cementado, embaldosado o cualquier-ado que dejase la parte superior plana, se hab√≠a quedado ¬ęen bruto¬Ľ con unos pedazo piedros que a cada paso se te iba el tobillo para un lado diferente.
Espigón empredrado
Cuatro pasos y aquello no me gustaba nada. Mis perros me miraban con cara de ¬Ņy nosotros no nos podemos quedar aqu√≠, que no nos apetece volver cojos a casa? Pues mira, no. Cambio de planes, a la playa todos y a caminar por la arena, que siempre ser√° m√°s agradecido que un esguince gratis.
Playa al lado del espigón
Por cierto, aunque oficialmente no se deber√≠a, a√ļn √©ramos unos cu√°ntos paseando con los perros tranquilamente por la orilla. Todos con su correa, ninguno suelto, ninguna caca abandonada en la arena, pena que no se pueda hacer lo mismo todo el a√Īo porque a los chuchetes les encanta.

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies