El rafting de la discordia

Alguna de las veces que he pasado por el desfiladero de la Hermida pude ver gente que se dedicaba al rafting en el río Deva. Aquí véis a unos con la barca aparcada en la orilla.
Rafting en el río Deva
Y aparcaban porque iba a dedicarse a uno de los entretenimientos más divertidos que hay: pegar saltos al agua desde el puente.
Saltando al río
A mi estas actividades me encantan, pero parece que no son del gusto de todo el mundo. Hace unos meses leí en el periódico que había problemas entre las empresas de rafting y los pescadores porque me imagino que cuando pasa una de estas barcas con un montón de gente remando a todo meter, los peces se las piran con viento fresco. A ver si hay suerte, se arreglan y pueden compartir el río entre todos sin conflictos.

Deja un comentario


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.Más información sobre las cookies

ACEPTAR