Eres perfecto para otros

Hace tiempo hab√≠a comentado que soy donante de √≥rganos desde a√Īos ha, en el convencimiento de que en el otro mundo va a haber poca diferencia entre ir con o sin tripas. Es m√°s, si nos convierten en angelitos (cosa que dudo vista la vida que llevo por aqu√≠ abajo) cu√°nto menos peso lleves m√°s maniobrabilidad tendr√°s as√≠ que los donantes vamos a ir con ventaja.

El otro d√≠a de pura chiripa descubr√≠ una web de la organizaci√≥n nacional de transplantes donde aquellos que quieran pueden apuntarse a donar √≥rganos, aunque siempre con consentimiento previo de la familia. Menos mal que a la web le llamaron ¬ęEres perfecto para otros¬Ľ. Si llega a ser ¬ęEres perfecto para otras¬Ľ, mi santa me encierra en las mazmorras hasta que las ranas cr√≠en pelo. Y tambi√©n menos mal que no dejan votar a la suegra, porque esa ser√≠a m√°s de vender mis √≥rganos al mejor postor mientras a√ļn estoy vivo.

El proceso es bien simple, cubres un formulario en su web, unos diez d√≠as despu√©s recibes en casa la tarjeta que te acredita como donante… y ya est√°.

En estos temas siempre pensé como el chiste aquel, yo dono todos mis órganos incluso los huevos al Flan Dhul. Claro que Flan Dhul pertenece a Ruiz Mateos y después de sus historias con los famosos pagarés de Nueva Rumasa casi mejor los cataplines me los llevo para el otro mundo no vaya a ser que los ponga como garantía de pago de alguna hipoteca y acaben subastados por un banco.

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies