La berrea a lo lejos

Si ayer comentaba que pasamos por Tudanca, el verdadero motivo de esa excursi√≥n hab√≠a sido acercarnos a zonas de la berrea para ver si oje√°bamos alg√ļn ciervo de cerca. Pero claro, para ver ciervos hay que andar por los montes lo que no est√° escrito y no est√°bamos muy por la labor as√≠ que me conform√© con sacar mis prism√°ticos de 9,99 euros y otear montes y prados en busca de alg√ļn corn√ļpeta. Oir, se o√≠an bien a gusto conforme fue cayendo el sol, pero ver no se ve√≠an hasta que apareci√≥ ese que v√©is en el centro de la imagen.
Prado en la monta√Īa
Si, lo s√© en foto no se ve nada de nada salvo que amplie a lo bestia y a√ļn as√≠ se distingue malamente un bichito con cuernos pastando de espaldas, pero con los prism√°ticos se ve√≠a mucho m√°s grande lo cual tiene su m√©rito porque hab√≠a kil√≥metros de distancia entre √©l y yo. Me hizo la mar de ilusi√≥n verlo, me qued√© embobado contempl√°ndolo, pregunt√°ndome c√≥mo es posible que haya gente capaz de ver un animal as√≠ de majestuoso y pegarle un tiro por afici√≥n. Palabrita que ni lo entiendo, ni lo entender√© en la vida.
Ciervo en el prado

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies