La Texas burgalesa (III)

Vamos a seguir echando una ojeada a los alrededores de Sargentes de la Lora, con su campo petrol√≠fero y sus m√°quinas para extraer el petr√≥leo del subsuelo. Desde donde hab√≠a sacado las fotos de la √ļltima entrada se distingue una tuber√≠a que va desde los dep√≥sitos hasta algo que hay all√°, a lo lejos.
Campo petrolífero de Sargentes de la Lora I
Ese algo es la base del campo petrolífero, una explanada con acumulación de máquinas, naves, garajes y un depósito gigante. Esto es un páramo de verdad y trabajar aquí en pleno invierno debe ser algo para contarlo por su dureza.
Campo petrolífero de Sargentes de la Lora II
En las cercan√≠as de la base de la foto anterior se puede ver un pozo con el t√≠pico ¬ęcaballito¬Ľ abajo a la izquierda pero tambi√©n una torre de la de toda la vida. Yo segu√≠a alucinando porque nunca antes hab√≠a visto algo as√≠.
Torre de perforación
Al ladito una caravana con el bid√≥n de CS apoyado y aspecto de tener m√°s a√Īos que carracuca.
Caravana a la americana
Eché una ojeadita al pozo y además de ese inconfundible olor a productos petrolíferos se veía chapapote por todos lados. Fijaros cómo se quedan las rejillas y los tubos en contacto con esos pegotes pegajosos.
Pegote de chapapote
¬ŅY los dep√≥sitos? √Ďam, √Īam, qu√© rica sopita…
Interior de un depósito I
Moviéndome con mil ojos para no tocar nada, porque apoyas una manga en esta pasta y no lo quitas ni con un cóctel de Fairy, Kalia, KH7 y nitroglicerina. Eso si consigues despegarte, claro, que igual este depósito es a los visitantes como las Droseras a las moscas y una vez te quedas pegado ya no consigues escapar jamás.
Interior de un depósito II
Hala, visto el campo petrol√≠fero nos vamos a echar una ojeada al pueblo. Seg√ļn recorres sus calles te vas dando cuenta que la aparici√≥n del petr√≥leo despertar√≠a muchas esperanzas, generar√≠a ideas de riqueza para la zona pero ver que era poco rentable por su poca pureza fue deshinchando las expectativas iniciales hasta volver a convertir el pueblo en poco m√°s que unas casas en medio de la nada. Hasta la gasolinera ha cerrado, aqu√≠ est√° con el bar al lado.
Gasolinera abandonada I
Queda la estructura, pero han desaparecido los surtidores mientras el tiempo va dej√°ndose notar en techo y paredes de la oficina.
Gasolinera abandonada II
El municipio contaba con poco m√°s de 1150 habitantes all√° por el a√Īo 1860. Desde ah√≠ ha ido bajando en un lento pero cont√≠nuo declive hasta los 132 habitantes del a√Īo 2013. No es dif√≠cil imaginarse cu√°l es el triste destino que aguarda a pueblos como este y otros similares, m√°s a√ļn si no hay petr√≥leo…

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies