Los peligros de escribir desde dentro

Este verano en el Solórzano, chiringuito santanderino apuntado en la lista de los que me gustan, tenían un listado de las tapas pintado en la parte interior de la ventana. Le damos un aprobado al cartel porque tiene casi todas las letras bien, pero con las eses y alguna ene creo que hay que practicar un poquito más.

Aunque no es √©ste el √ļltimo caso que he visto relacionado con letras, carteles y escaparates. Sin ir mas lejos ayer mismo fotografiaba √©sto, un digno ejemplo de esos de echarse las manos a la cabeza y pensar ¬ęSe√Īor, se√Īor…¬Ľ.

Volviendo al Sol√≥rzano, ahora que ha llegado el oto√Īo han cambiado el aviso. Nos dejamos de las tonter√≠as y el picoteo para pasar a la contundencia, que el fr√≠o no se combate con buenas palabras sino con mejores viandas. Viva el cocido lebaniego, viva el cocido monta√Ī√©s, vivan los martes y vivan los viernes…

4 comentarios Escribir un comentario

Deja una respuesta


Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si contin√ļa navegando est√° dando su consentimiento para la aceptaci√≥n de las mencionadas cookies y la aceptaci√≥n de nuestra pol√≠tica de cookies, pinche el enlace para mayor informaci√≥n.M√°s informaci√≥n sobre las cookies

ACEPTAR
Aviso de cookies